Todo es juego y risas

Todo es juego y risas, hasta que alguien bota la llave de las esposas.