Ensalce todos sus logros

¿Es usted de aquellos que, una vez alcanzan un determinado objetivo, adopta un enfoque para encaminarse hacia la siguiente meta o propósito indispensable? Al respecto, la norma eficiente dicta que así debe ser, aunque, no sin antes aprovechar la oportunidad para disfrutar de su logro por los objetivos alcanzados, incluso hasta los más pequeños. El progreso, por lo general, no es tan sencillo de lograr; puede exigir un nivel de compromiso y perseverancia extenuante. En ese orden de ideas, ¿por qué no celebrar los logros, por pequeños que parezcan? Tómese un tiempo prudente para celebrar. Cada vez que se cumpla una meta, tenga un plan para conmemorarlo, incluso si el objetivo real y la celebración son modestos. Y, por supuesto, tómese el tiempo para disfrutar las grandes ganancias: lanzamiento de producto, cierre de un acuerdo comercial con un cliente significativo, apertura nueva sucursal o punto de venta y, así por el estilo. Si bien para algunos puede parecer superfluo, para otros, diga usted, por ejemplo; su equipo, puede resultar gratificante una merecida celebración; por lo demás, porque ayuda a consolidar los aprendizajes obtenidos en la trayectoria hacia el éxito y porque fortalece las relaciones entre los integrantes que harán más factibles los logros en el porvenir.