Gestione el estrés en tiempos de adversidad e incertidumbre generalizada

Puede parecer que el estrés es inevitable por estos días de adversidad e incertidumbre generalizada. Los cambios en la forma en que vivimos y laboramos, el aislamiento social, y la ansiedad sobre la salud y las finanzas, y ahora el descontento social nos están desencadenando y exacerbando nuestras emociones. Si es usted de los que también percibe que se está desmoronando bajo el peso de los acontecido en los últimos 14 meses, intente adoptar alguna o varias de estas tácticas sencillas a lo largo de su día: 1) Moverse, moverse, moverse. Cualquier tipo ejercicio es ideal para aliviar el estrés. 2) Respiración. Ejercite la meditación y la reflexión plena para apaciguar su mente. 3) Un cuaderno de bitácora. Tal cual el que se emplea en navegación, apuntar el rumbo, velocidad, maniobras y demás accidentes de nuestra cotidianidad puede ayudarnos a desentrañar lo que sucede interiormente. Empiece por documentar a diario aquello por lo cual está agradecido. 4) Reír. Dedique algo de tiempo para ver un programa divertido o leer algo entretenido, converse con los amigos más ocurrentes, y concederse la oportunidad de percibir la alegría. 5) Encuentra su dinámica. Priorice todas aquellas actividades o labores que exigen su máxima concentración. 6) Escuche música. La ciencia tiene plenamente demostrado que la música nos ayuda a relajar.