Reprima el temor a equivocarse

Es cierto. El temor a equivocarse, puede ser hasta paralizante en situaciones cotidinas, particularmente, por estos días de incertidumbre y volatilidad de mercado. No obstante, existen ciertos aspectos del asunto que, puede uno asumir para contener el miedo, bien sea que, se pretenda o no, superar alguna crisis puntual.

En primer lugar, puede usted, mencionar su propósito y las sensaciones que percibe al momento de gestionarlo. Es factible que, como consecuencia de la incertidumbre o la volatilidad de mercado, le preocupe cometer algún desacierto, diga usted, por ejemplo, al echar a andar ese emprendimiento con el que tanto a soñado.

En ese orden de ideas, es fundamental identificar específicamente, qué es aquello que le preocupa. Podría ser, por supuesto, y entre otras tantas, que esté bastante ansioso por la reforma tributaria y otros tantos proyectos de Ley que cursan por estos días en el congreso de la República.

Recuerde que, manifestar el miedo ayuda a disiparlo.

En segundo lugar, procure aceptar la evidencia, al gestionar una relación de realidades con las que podría tener que enfrentarse, tales como: ‘la gente, no siempre se comportará de manera ideal’.

En últimas, reflexione, para determinar cómo puede actuar sobre sus valores de marca para así abordar la situación de sobresalto. Si usted, es una persona meticulosa, por ejemplo; puede entonces, aplicar dicho valor para garantizar que, a través de un plan de marketing, pueda usted, diagnosticar, pronosticar, establecer objetivos, elaborar la estrategia y los planes de acción, disponer de los controles y la retroalimentación indicada, para que así, su ingreso de mercado sea los más fluído posible.

Sea cual sea su situación, emplear un proceso similar para abordar cada uno de los temores que lo embargan en determinadas situaciones, le enseñará a contener, refrenar, templar o moderar la incertidumbre y la volatilidad de mercado sin temor a equivocarse.