Predisponga su ascenso

Sería genial si con el óptimo desempeño y la realización impecable de sus labores profesionales fuera suficiente para conseguir un ascenso. Desafortunadamente, se requiere más que eso por lo general. Para argumentar que se está listo para ascender, también debe convencer a quienes influyen en la decisión, particularmente, la persona que en últimas determina el asunto. En ese orden de ideas, es oportuno, si como candidato al ascenso toma usted cartas en el asunto con este sencillo proceder: 1) Mantenga un registro de su rendimiento (victorias). Realice un seguimiento de todos sus logros. ¿Superó sus metas? Califica usted en algún indicador relevante; ¿diga usted, por ejemplo, superar a todos los de la Sub-20 (Tigres F.C.) en la tabla de goleadores de algún torneo? Tome nota cada vez que logre algo y agréguelo a una carpeta en su computadora. Incluya comentarios de colegas o clientes. 2) Siembre la semilla. Los ascensos no ocurren de la noche a la mañana y, a menudo, puede llevar meses construir su argumento. Inicie la primera entrevista (de muchas) con la persona que en últimas determina el asunto, ya sea durante su revisión de desempeño periódica o después de haber superado una meta relevante. 3) Presente un argumento persuasivo. Explique a la persona que en últimas determina el asunto cómo ha crecido, cómo han aumentado sus responsabilidades y cómo su labor ha ayudado a la empresa/negocio/equipo a lograr los objetivos, utilizando los datos que ha registrado como evidencia. Exponer un argumento para su próximo ascenso puede ser un trayecto tedioso y agotador. Prepararse con anticipación para la entrevista es la mejor manera de aumentar sus posibilidades.