Evite estos cuatro enredos al redireccionar su trayectoria profesional

Por estos días de “mucho Twitter y pocas nueces” al que nos tiene sometido el gobierno de turno, es apenas normal que coexistamos con la complejidad, la incertidumbre y la adversidad. No obstante, y a pesar de lo que se nos viene pierna arriba el año entrante, sí es factible dar un giro a su trayectoria profesional y dejar atrás el statu quo. Para el efecto y como para figurarse y explorar un porvenir diferente para usted, es aconsejable, superar estos cuatro enredos habituales. A saber: 1) Cavilaciones. La reinvención personal y profesional se logra mejor haciendo que pensando (solo la acción lleva al desempeño). Si bien es bueno reflexionar bien las cosas antes de actuar, es muy fácil exagerar y quedar atrapado en la inacción. Por lo tanto, le sugiero que empiece de a poquitos, pero empiece. Comprométase a aprender nuevas habilidades o hacer cambios menores en su rutina, y enfoque su razonamiento en el futuro, no en el pasado o el presente. 2) Procrastinar. Si tiende a retrasar la toma de decisiones importantes en su existencia, cuestiónese por qué. Sea honesto consigo mismo acerca de los motivos que subyace a su evitación. Una vez que se deshaga de su procrastinación, será más sencillo dar el primer paso. 3) Autosuficiencia. Si tiende a ser reacio a pedir ayuda, o aceptarla cuando se la ofrecen, es posible que esté cayendo en el enredo de la autosuficiencia. Para contrarrestarlo, encuentre a alguien en quien confíe y hágale saber que le gustaría intercambiar nociones con él. Un compañero con el que pueda dialogar, puede ayudarlo a descubrir nuevas sendas potenciales a seguir. 4) Búsqueda de la respuesta indicada. Si considera que la toma de decisiones es indicada o inadecuada, evitará la experimentación que podría conducir al aprendizaje, el desarrollo y la realización. Desafíe este razonamiento binario y perciba los errores como una parte necesaria para prosperar.