Aprenda a confiar en su intuición cuando requiere adoptar decisiones complejas

La intuición, esa ‘facultad que tenemos todos los seres humanos de comprender las cosas instantáneamente, sin necesidad de razonamiento’, es frecuentemente descartada por considerársele una aptitud espiritual o poco confiable. Sin embargo, es una de las herramientas de toma de decisiones más poderosas que tenemos a nuestra disposición, como seguramente habrá usted experimentado alguna vez. Al respecto, y del artículo Intuition que leí recién en Psychology Today, he aquí unas cuantas sugerencias para ejercitar su instinto. A saber: Entender la diferencia entre su instinto y el miedo— Averigüe si, pretende usted tomar una decisión en particular para evitar una amenaza, un rechazo o una sanción. O, si, por el contrario, está usted emocionado, sereno y satisfecho con la decisión que tiene ‘entre manos’. Practicar— Encuentre formas simples de tomar acciones ágiles y decisivas, diga usted, por ejemplo; levante la mano y expresar su opinión en alguna reunión o comité sin censurarse. Elija algún aspecto que capte su atención sin considerar tantas variables. Al iniciar gradualmente su práctica de la intuición, mitiga usted cualquier sentimiento de angustia y puede así avanzar paulatinamente con mayor confianza en sí mismo hacia decisiones más complejas y de mayor presión. Registrar su valoración de juicio ágil— En una hoja de papel, registre un interrogante con el que esté lidiando en el momento, diga usted, por ejemplo; ‘¿será usted feliz si acepta el ascenso que le ofrecieron?’ A continuación, registre su respuesta (‘sí’ o ’no’) justo debajo del interrogante que se acaba de planear y aléjese. Al rato (puede ser un par de horas) o al día siguiente, regrese al papel e inmediatamente registre de nuevo la respuesta que le parezca la indicada. Recurrir a su identidad de marca personal— La próxima vez que se perciba incapaz de tomar una decisión, cuestiónese si, la decisión que adoptará lo acerca a sus valores fundamentales como persona. Puede usted así evitar las perturbaciones mentales al alinear sus decisiones con aquello que más le importa o interesa.