La inteligencia artificial transformará el marketing farmacéutico

Los segmentos farmacéutico y del cuidado de la salud permanecen en constante transformación y, algunos de sus avances más significativos son consecuencia del desarrollo tecnológico tales como la inteligencia artificial (AI, por sus siglas en inglés). Con su poder predictivo y analítico, la inteligencia artificial tiene el potencial de transformar el marketing en cualquier industria.

Así mismo, su popularidad aumenta a lo largo de la cadena de valor y tendrá un efecto significativo e innovador en la gestión de marketing para la atención médica en el porvenir cercano al influir sobre la segmentación, las tendencias, las capacidades y la planificación de la visita médica y demás quehaceres relacionados con la interacción comercial médica; considerando que, es un instrumento que los mercadólogos que gestionan en los segmentos farmacéutico y del cuidado de la salud pueden emplear para realizar su labor de manera más efectiva y precisa.

Segmentación avanzada— Uno de los tantos beneficios que la inteligencia artificial ofrece a los mercadólogos, es la posibilidad de segmentar al personal de la salud con mayor efectividad y fundamentado en los datos, así como en el registro de su huella digital.

Al igual que los consumidores, los profesionales de la salud realizan diferentes acciones en distintos tipos de dispositivos digitales, tales como computadoras portátiles y teléfonos celulares personales o de uso profesional.

En ese orden de ideas, la táctica de analizar cada interacción digital individual de los profesionales de la salud, no solo es compleja, sino que bordea en lo imposible.

Por el contrario, los mercadólogos podemos emplear potentes motores de búsqueda (inteligencia artificial) para observar, y luego proceder, en función del rumbo impuesto por aquellos profesionales de la salud de alto nivel de consumo.

Dichos motores de búsqueda (inteligencia artificial) pueden analizar patrones a alta velocidad y señalar la dirección y los canales de comunicación trazados por los profesionales de la salud, facilitando así al mercadólogo su gestión comercial y la elaboración del plan de marketing y sus respectivos ajustes periódicos.

Para el efecto, diga usted, por ejemplo; el procesamiento del lenguaje inherente (profesional, v.g. lenguaje clínico) (que ya es un componente clave de la tecnología de inteligencia artificial empleada por los mercadólogos de otras industrias) puede permitir la extracción de datos a escala en función de los temas discutidos previamente con los pacientes.

Otro caso de utilización potencial tiene que ver con que los mercadólogos optimicemos el contenido que proveemos a los profesionales de la salud al determinar el mejor momento para entregar dicho mensaje y lograr así la máxima participación y eficacia de la visita médica o; al prestar atención a lo que se dice en la interacción de los profesionales de la salud en los distintos canales para predecir cuándo es más factible una respuesta favorable de dicho personal.

Reconocimiento de modelos de audiencia— La segmentación dinámica (o basada en el valor) ya es una realidad en otras industrias y también será efectiva en el marketing farmacéutico o de atención médica.

Dicho enfoque respaldado por la inteligencia artificial construye segmentos tipo que se actualizan automáticamente con el tiempo, eliminando así la necesidad de un análisis supervisado constante por parte de los analistas de datos y como para así determinar nuevos segmentos.

Como consecuencia de la tecnología, los distintos segmentos de audiencia se actualizan en tiempo real a medida que se recopila nueva información y generan a su vez nuevos segmentos cuando así se requiera.

El susodicho enfoque es particularmente aplicable en los segmentos farmacéutico y del cuidado de la salud, considerando que la población de profesionales de la salud es finita y relativamente pequeña. Así pues, las condiciones ideales para una mayor precisión y profundidad de los datos solo se agregan al potencial de dicha táctica.

La segmentación dinámica puede identificar diferentes tipos de audiencias en función del comportamiento pasado, actual y futuro. Esta forma de segmentación tiene un robusto dominio de análisis predictivo, ya que puede revelar tendencias que van más allá de cualquier criterio de agrupación definido e identificar nuevos patrones a un ritmo más dinámico.

Capacidades omnicanal— Si los segmentos farmacéutico y del cuidado de la salud logran concretar las capacidades omnicanal, tendrán a su disposición el potencial de optimizar aún más las estrategias de marketing multicanal y de siguiente generación.

Actualmente, los planes de medios contienen campañas específicas que se dirigen a segmentos a través de diferentes canales.

Al monetizar los algoritmos de inteligencia artificial, los mercadólogos podemos optimizar las asignaciones de canales y aumentar las eficiencias entre canales que tienen un impacto favorable multiplicativo porque cada canal juega un papel fundamental.

Mediante el uso de algoritmos de inteligencia artificial, los mercadólogos podemos desbloquear ciertos beneficios básicos, como lo es la capacidad de anticipar dinámicamente las preferencias de canal de los profesionales de la salud mientras hacen concesiones en función de las restricciones del canal.

Así mismo, pueden centrar dinámicamente la inversión promocional en los principales responsables de la toma de decisiones sobre prescripción o acortar la distancia de una eventual prescripción médica mediante la entrega del mensaje indicado en el momento apropiado.

La tecnología de inteligencia artificial es lo suficientemente potente como para calcular y predecir automáticamente la trayectoria del profesional de la salud, mientras que analiza la competencia y el mercado en tiempo real.

Optimización del plan de marketing— Con la información que provee la investigación o la inteligencia de mercados o, la inteligencia artificial, los mercadólogos podemos reconsiderar el enfoque para la optimización del plan. Actualmente, la mayoría de nosotros empleamos un enfoque que se describe mejor como redefinición esencial, que incluye la inserción de nuevas tácticas, canales, socios, activos de clientes o consumidores, creatividad y otros tantos componentes del plan de marketing.

Dicho método ha sido popular y efectivo durante décadas y se considera una de las mejores prácticas del entorno de marketing. Sin embargo, con el transcurrir de los años, los segmentos farmacéutico y del cuidado de la salud disponen de un mayor acceso a la información. En la actualidad, existe un sinfín de datos, desde el consumo del paciente o consumidor, resultados de investigación o inteligencia de mercados, plataformas mediáticas o redes sociales, así como otros tantos.

La inteligencia artificial provee la posibilidad de ejecutar simulaciones basadas en datos históricos que se pueden medir o reconocer por completo en segundos, lo que ofrece a los mercadólogos la capacidad de percibir qué opciones son viables o no mientras identifican los riesgos previos al lanzamiento de producto, entre otros.

La tecnología que conlleva la inteligencia artificial también nos ofrece eficiencia a los mercadólogos, ya que podemos apoyarnos en ella y como para así dinamizar la evaluación de cada plan individual del portafolio de clientes.

Los mercadólogos podemos ajustar los algoritmos de inteligencia artificial en función de la interacción y la estrategia de marca y centrarse realmente en lo fundamental de la trayectoria de los profesionales de la salud. Así mismo, los algoritmos se pueden actualizar para centrarse en distintos grupos de segmentos (v.g. especialidades médicas), mejorando así la precisión y la eficacia del modelo en el tiempo.

La inteligencia artificial también optimiza la interacción con el contenido, lo que impactará los planes y la estrategia de marketing al centrarse específicamente en cada uno de los perfiles del profesional de la salud según su especialidad médica, su afinidad terapéutica, las preferencias de tipo de contenido, el uso de dispositivos digitales y la afinidad proyectada.

Disponer de dicha información estructurará en buena medida los imperativos estratégicos a medida que las organizaciones logren aprovechar dichos conocimientos para proporcionar contenido y mensajes puntuales y dirigidos que puedan impulsar un mayor compromiso del personal de la salud.

Los mercadólogos de otras industrias ya están utilizando la inteligencia artificial para conectarse con las audiencias de una manera más ingeniosa y eficaz. Es decir que, ya es hora de que los mercadólogos de los segmentos farmacéutico y del cuidado de la salud entiendan el impacto y el potencial que la inteligencia artificial puede ejercer en la forma en que elaboran estrategias y llegan a las audiencias del entorno de la salud.