Así puede usted establecer las metas para su negocio

Considerando la crisis de salubridad que nos ha golpeado tan duro en los últimos dos años, el sentido común, llama a la cordura o ‘a ajustarse el cinturón’, pero no tanto como para paralizar su negocio. Cierto, el año que recién inicia, viene cargado de riesgos en distintos frentes, como, por ejemplo; la economía, la política y la geopolítica que, es la razón por la cual el año despega en medio de turbulencias y vientos cruzados, aunque con muchas expectativas de recuperación para muchos de nosotros. Así pues, es con metas puntuales, mensurables, realizables, pertinentes y oportunas que, puede usted tomar las medidas necesarias para alcanzar el éxito en el corto y mediano plazo.

En ese orden de ideas, y como para resistir el paso del tiempo, es importante establecer objetivos para su negocio que sean puntuales, mensurables, realizables, pertinentes y oportunos.

Las mipymes tienden a interactuar con su grupo objetivo de manera más directa y en menos frentes que las grandes empresas. Aunque es posible que tenga menos recursos, las mipymes tienen muchas ventajas si se emplean con prudencia. Al respecto, determinar objetivos para conectarse con la audiencia puede marcar la diferencia.

Los objetivos impactan la estrategia de marketing, la gestión de proyectos y el desarrollo en general, considerando que, conllevan a analizar el mercado y evaluar cómo se compara su negocio con la competencia. Proporcionan un modelo para identificar fortalezas, realizar un seguimiento del progreso y las oportunidades de mejora.

Al respecto, procure que, al definirlos, sus objetivos sean:

Puntuales— Tener presente un resultado claro y específico es fundamental para alcanzar una meta. Establecer un objetivo puntual significa que puede reducir su enfoque, bien sea en marketing, investigación de mercados, recopilación de datos o información secundaria, ventas o gestión de relaciones con el grupo objetivo o los clientes, y obtener una imagen concisa de lo que desea lograr exactamente y, por lo tanto, qué pasos debe seguir para alcanzar dichas metas.

Mensurables— Cuando determina los objetivos, es importante asegurarse de saber qué métricas utilizará para evaluar si ha alcanzado el objetivo y en qué lapso de tiempo.

Las metas y los objetivos medibles pueden ser cuantitativos, diga usted, por ejemplo; cuántos retornos o resultados recibe o produce; o pueden ser cualitativos, basados en la calidad de dichos rendimientos o productos.

Realizables— Es importante priorizar la viabilidad cuando se establecen objetivos de marketing y ventas (comerciales). Esto no quiere decir que no deba tener grandes expectativas, pero una meta hacia la que pueda tomar medidas factibles le dirá más sobre la naturaleza de su negocio, la forma en que la dirige, sus clientes y la meta en sí misma, en lugar de elaborar hacia algo fuera de su capacidad y alcance. Al definir objetivos realizables (alcanzables), también le permite tantear aquello que funciona mejor para alcanzar así algún objetivo en particular, en función de las métricas establecidas.

Pertinentes— La relevancia, en el caso de los objetivos de marketing y ventas (comerciales), tiene que ver con las características pertinentes de su negocio. La mayoría de las empresas quieren captar a un grupo objetivo más amplio para así pretender aumentar los ingresos, obvio, aunque los objetivos relevantes lo ayudan a identificar qué hará específicamente para hacer crecer su negocio. Si implementa un blog, por ejemplo, un objetivo relevante y con un límite de tiempo es aumentar la cantidad de suscriptores mensuales en un 25 por ciento para un determinado trimestre. Los suscriptores son relevantes para el éxito de su negocio y, por lo tanto, el objetivo cumple con los criterios de objetivo pertinente.

Oportunos— Determinar un marco de tiempo para cuando espera lograr su objetivo hace que el proceso de planificación y ejecución sea más claro y organizado. Una fecha límite puede ser un motivador poderoso y ayudará al equipo a trabajar juntos para alcanzar una meta puntual en un límite de tiempo ideal. Además, trabajar para lograr objetivos oportunos puede brindarle información sobre una determinada época del año o la estacionalidad de su negocio, lo que podría ilustrar el entendimiento de los objetivos a futuro.

Los objetivos son importantes para el negocio, porque ofrecen pasos prácticos hacia la mejora, resultados mensurable y, en última instancia, un éxito escalable.

Los objetivos generales, tales como; ‘captar un mayor número de clientes’, pueden no ser de mucha ayuda cuando pretenda implementar ajustes en su quehacer de marketing o modelos comerciales actuales. Los objetivos vagos también pueden hacer que los de marketing se sientan demasiado extendidos sin un enfoque claro, o insatisfechos sin evidencia sustancial de logro.

Los objetivos realizables o alcanzables, que son realmente relevantes y tienen un límite de tiempo, con resultados mensurables son cruciales para subsistir más allá de los años iniciales de su negocio o emprendimiento. Pueden conducir al desarrollo sostenible como a la innovación a lo largo de la existencia de su empresa o negocio.

¿Cómo determinar los objetivos?

Puede empezar a redactar sus propios objetivos de varias maneras. A saber:

  • Emplee el esquema previamente descrito (puntuales, mensurables, realizables, pertinentes y oportunos). Redacte un objetivo, luego desglose cómo el objetivo es puntual, mensurable, realizable, pertinente y oportuno. Proporcione detalles sobre su objetivo para cada aparte. Puede usar un formato de lista, un diagrama de flujo o un esquema, lo que sea que le ayuda a mantener organizado su proceso de reflexión y como para así delinear detalladamente la forma cómo alcanzará dicho objetivo.
  • Emplee el modelo de interrogante, ‘pasado’/‘presente’/‘futuro’. Cuestiónese: ¿Qué he hecho al respecto hasta el momento? ¿Cuál es el estado actual de resultados? ¿Dónde pretende llegar al final del mes/trimestre/año? Si bien este modelo lo obliga a considerar el porvenir, asegúrese de mantener la meta oportuna y enfocada.
  • Emplear datos de desempeño de las campañas de marketing o de información secundaria sobre el segmento de mercado. Al recopilar y analizar dicha información, puede así empezar a redactar sus objetivos en función de los datos cuantitativos que ya ha recopilado. Recuerde, los datos en sí son solo un punto de partida; su utilidad está determinada por cómo la utiliza a su favor.

Emplear el marco de objetivos (puntuales, mensurables, realizables, pertinentes y oportunos) lo ayudará a definir un mejor plan de acción con los respectivos pasos que deben seguirse, los recursos necesarios para ejecutarlos y los hitos para seguir el progreso en el trayecto de implementación. Así, aumentan las probabilidades de alcanzar los objetivos de manera efectiva y eficiente.

En esencia, los objetivos de marketing y ventas (comerciales) consisten en desarrollar el susodicho enfoque (o algún otro en el que usted confíe), profundizar las relaciones con su grupo objetivo, alcanzar los objetivos y mejorar las estrategias a medida que desarrolla el negocio. Por lo pronto, doy fe que, con el susodicho marco, es factible optimizar las operaciones comerciales, la gestión de proyectos y lograr los objetivos más relevantes.

Así mismo, también es factible emplear dicho esquema para determinar objetivos en un contexto personal; objetivos que pueden aportar al desarrollo y a la realización de la trayectoria profesional.