Así logra usted la transformación que pretende

Como aprendiz de la psicología organizacional, entendí ya hace rato que, ‘toca centrarse en los defensores y no en los escépticos’ si, se pretende usted, echar a andar un proceso de transformación organizacional, aunque igual, el asunto aplica para cualquier proceso de reforma o renovación. O como quien dice, cualquier modificación al interior de una empresa o negocio, o hasta en lo personal, generará cierta cantidad de interrupción y resistencia.

Las empresas o negocios o hasta la gente, pueden resistirse a realizar cambios por temor a los ‘costos irrecuperables’ relacionados con aquellas inversiones previas. Las personas pueden tener inversiones emocionales en hábitos tradicionales, herramientas o esquemas de trabajo.

Un plan formal de gestión para la transformación debe abordar tanto los elementos relacionados con las personas como aquellos relacionados con los procedimientos.

EL vocablo ‘caos’, describe a las mil maravillas aquel proceso de transformación en el que se aplican grandes cambios en procesos, sistemas o flujos de trabajo relevantes.

No obstante, y a pesar de la paranoia de algunos, es absolutamente factible realizar un plan para organizar dicho caos y generar resultados favorables que perduren en tiempo.

Buena parte de la gestión de transformación tiene que ver con lograr que la gente modifique un hábito por otro.

Independiente, de si pretende migrar hacía la nube o reorganizar la estructura del negocio o innovar su estilo de vida, las probabilidades de éxito aumentan cuando se concibe el plan de transformación centrado en la gente. De esta manera, logrará usted incrementar la aceptación, evitar el sabotaje o pronosticar los inconvenientes antes de que surjan.

Para el efecto, y como preámbulo, he aquí un par de nociones sobre cómo gestionar la transformación. A saber:

¿Qué es la gestión de transformación?

La gestión de transformación implica un proceso estructurado para pasar de lo tradicional a lo novedoso. Tiene en cuenta a las personas, los procesos o sistemas que se verán afectados por un cambio.

Cada vez que alguna empresa o negocio o persona planea una transformación, inicia un proceso de gestión de cambios, diga usted, por ejemplo; migrar su gestión comercial del punto de venta físico al entorno digital, puede afectar a los departamentos jurídico, de sistemas y seguridad, y hasta el consumidor.

Elaborar con la partes involucrados con anticipación, durante y en la posteridad puede ayudar a minimizar las interrupciones y el sabotaje.

¿Cuál es el proceso indicado para gestionar la transformación?

Los cambio implican resistencia y sabotaje. No es un proceso sencillo conseguir que la gente deje los hábitos tradicionales para que adopten otros más novedosos o efectivos.

En ese orden de ideas, no existe un criterio exclusivo para asumir los procesos de transformación, aunque, se pueden emplear diversos enfoques centrados en la gente.

El que recién me cautivo, se descompone en cinco maniobras. A saber:

Cinco tácticas para gestionar la transformación »