No es necesario desconectarse del todo para recargar energía

Todos requerimos ocasionalmente tomar uno que otro descanso para recargar fuerzas. Y si bien es oportuno tomar respiros sin dispositivos digitales a la mano, diga usted, por ejemplo, como salir a caminar o hacer ejercicio, a veces sencillamente, algunos, no logran alejarse de su dispositivo (o simplemente no quieren hacerlo). La buena nueva es que los descansos basados en la tecnología pueden brindarle algunos de los mismos beneficios que la alternativa sin dispositivos digitales, particularmente, si puede incluir alguna combinación de movimiento físico, interacción social y estímulo cerebral. De mis lecturas en la materia, a continuación, le comparto algunas sugerencias adquiridas sobre cómo puede usted tomar un descanso sin desconectarse del todo: Siga en su pantalla algún tipo de programa de ejercicios físicos; Escuche un audiolibro o un podcast mientras concluye alguna labor, o lea un artículo o una obra en su dispositivo móvil; Hable con algún amigo o familiar o, incluso dedique algo de tiempo para enviar mensajes de texto a alguien con quien no ha conversado hace rato; Diviértase un rato con algún juego. Las investigaciones sugieren que los videojuegos casuales durante una pausa laboral pueden reducir la percepción de estrés. En ese orden de ideas, sí puede usted refrescar y agudizar su cerebro con algún tipo de intercambio social con algún amigo en la pausa del mediodía.