Con la fe intacta

Para el observador casual, el éxito en cualquier actividad que uno escoja es cuestión de magia o chiripa, un golpe de ‘suerte’ o una repentina apertura hacia el triunfo. Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que en nuestros días no existe la magia, ni la suerte, ni el ‘éxito instantáneo’. Para alcanzar el éxito, independiente, del área en la que usted se desempeñe, toca prepararse de forma práctica y cotidiana constantemente con esfuerzo, disciplina, y resiliencia, de manera que cuando llegue el momento propicio lo podamos aprovechar para así ganar.