A Rusia en clasificación de alta tensión

Los futbolistas de la Selección Colombia son capaces e inteligentes. Todos ellos deseaban salir de su ansiedad física, pero en algún momento se sintieron incapaces de hacerlo. Lo más probable es que en una situación similar, ni usted mismo, ni los detractares del técnico Pekerman y sus dirigidos podría haberlo hecho mejor, a menos que tuviera conciencia de las razones psicológicas y fisiológicas por las que se sentían así, como que conociera los procedimientos indicados para eliminar la tensión.

Piense en la última vez que se encontró en una situación de tensión. Puede haberse tratado de un momento en el que estuvo a punto de ser atracado, o bien de una entrevista con un superior crítico, o de un momento en el que tuvo que dirigir la palabra a una gran audiencia, o durante una discusión sobre su posición con un colega o con un cliente. Es posible que, en ese momento, experimentara usted todos o algún síntoma de tensión. Notó entonces retortijones en el estómago y la boca seca. Palideció y empezó a sudar. Notó cómo su corazón latía más rápidamente. Quizá comenzó a sentir un leve mareo. Puede que incluso empezara a estremecerse. Le fue difícil expresar sus ideas con claridad y con fuerza. Después del encuentro, aún seguía sintiéndose débil. Su digestión quedó perturbada y posiblemente empezó a dolerle la cabeza.

De acuerdo, fue de alta tensión la clasificación, pero igual, allá vamos por el Putin. ¡Gracias, mi Selección Colombia!