En ocasiones se llega el momento

En ocasiones se llega el momento en las que debe dejarse de cruzar océanos por aquellos que no saltarían ni un charco por usted.