Así puede usted impulsar la interacción con la audiencia a través de las notificaciones automáticas

Involucrar al público parece volverse cada día más complejo. Con tantos canales vigentes y recientes que surgen constantemente, es difícil saber cuál es el más eficaz para llegar a su grupo objetivo. Y así pies, el que es especial hoy puede no serlo mañana, a medida que evoluciona el comportamiento del consumidor.

Además del desafío, existe un gran problema de confianza en algunos de los canales más populares, particularmente, en las redes sociales. A pesar de ser una fuente popular de noticias e información, hasta el 80 por ciento de los consumidores dicen que no confían en las redes sociales en absoluto.

Si a lo anterior le agregamos la cantidad desenfrenada de fraudes a través de publicidad engañosa o falsificada, es sencillo percibir cómo dichas circunstancias genera un inconveniente de confianza para las marcas. Por lo demás, sin mencionar que existe una enorme competencia por la atención del consumidor.

Es una realidad a gritos que, en el entorno digital convive el ruido por borbollones que para muchos de nosotros se hace abrumador. Tanto es así que los dispositivos móviles de última generación ahora incluyen varias funciones predispuestas para reducir las distracciones al limitar las notificaciones para que la gente pueda ejercer su cotidianidad sin mirar tanto sus teléfonos.

Así mismo, los consumidores no tienen paciencia para tanto desorden irrelevante. Pretenden mensajes personalizados que se perciban como hechos a la medida para cada cual, en sus propios términos y suceso histórico. Con el fin de eliminar el desorden y darles a los consumidores lo que anhelan, los mercadólogos requerimos alguna forma de ofrecer dicha experiencia indicada y particular para cada cual.

Las notificaciones automáticas o push (en inglés) fundamentadas en la trayectoria de navegación de la audiencia en el entorno digital se ha convertido en uno de los fuentes más eficaces para satisfacer las expectativas del grupo objetivo con contenido confiable y personalizado que realmente anhelan recibir.

A los editores nos encanta la notificación automática (push) por su capacidad para ofrecer contenido ágil, sencillo, relevante y entretenido que impulsa el tráfico orgánico de regreso a su portal Web. De hecho, alrededor del 70 por ciento de los consumidores mencionan estar suscritos o que lo harán próximamente a las notificaciones automáticas de los editores para mantenerse al tanto sobre el contenido que más les interesa.

En ese orden de ideas, entonces, ¿qué es aquello que hace que las notificaciones automáticas sean tan atractivas? En mi experiencia, son tres los aspectos fundamentales. A saber:

  1. Son oportunas, por la inmediatez de su distribución que, por lo demás, se ajusta perfectamente a nuestra condición humana y expectativa de querer ser ‘los primeros en enterarnos’.
  2. Pueden segmentarse y personalizarse. Al explorar la interacción de la audiencia con las notificaciones automáticas que enviamos, los editores podemos ajustar las recomendaciones de contenido para entregar solo aquel que el suscriptor percibe como relevante.
  3. Las notificaciones automáticas (push), impulsan el tráfico orgánico directamente a su sitio como al de cualquier editor de contenido, donde pueden monetizar dicho tráfico al generar ingresos de los asociados de las marca tales como usted.

Al distribuir mensajes automáticos (push) personalizados, puede usted renovar su contenido imperecedero al distribuir un artículo por día a través dichas notificaciones, de acuerdo los intereses de los suscriptores. Igual, puede usted agregar algún impulso promocional o comercial o monetizado por día.

Considerando que, puede usted enviar contenido que se adapte a los intereses particulares de los lectores, en lugar de contenido genérico por lote o sensacionalista, los índices por clic y el tráfico hacía los portales Web se han incrementado.

Adicionalmente, se le puede ejercer seguimiento al índice de respuesta o interacción del grupo objetivo con las mencionadas notificaciones y, como para así perfeccionar continuamente las recomendaciones de contenido y su respectiva cronología de distribución.

Para los mercadólogos, el atractivo de las notificaciones automáticos (push) ofrece una robusta oportunidad para cautivar a nuevas audiencias.

Al asociarse con algún editor que ofrezca programación patrocinada por notificaciones automáticas (push), los mercadólogos pueden así alcanzar audiencias altamente comprometidas.

Considerando que la audiencia hace clic en la publicidad que aparece en el contenido de aquellos editores en los que confían, los mercadólogos podemos aprovechar dicha audiencia cautiva para promover una mayor interacción con las marcas.

Así mismo, los editores con sistemas de personalización automática (push) implementados, pueden personalizar su contenido en función de la trayectoria de interés identificada del suscriptor.

Y, por lo demás, las campañas de notificaciones automáticas (push) patrocinadas por alguna marca se basan en el costo por clic, lo que las hace extremadamente económicas; a diferencia de los anuncios en el entorno digital que, se pagan según la cantidad de vistas, independiente de la interacción del consumidor o, como quien dice; usted paga las notificaciones automáticas (push) solo cuando un suscriptor realiza alguna interacción.

Dada la versatilidad de las notificaciones automáticas, las marcas pueden aprovechen por sí mismas las bondades de dicho impulso, ya que el contenido marginal o de estilo de vida son un aspecto fundamental con el cual se puede comprometer a la audiencia por estos días de frenesí social en el entorno digital.

Muchas de las marcas más reconocidas ya se han transformado también en editores de contenido por derecho propio, a través de sus blogs, vlogs o contenido social, entre otros. Los mercadólogos pueden llevar su propio contenido de marca a los suscriptores a través de un canal que capta su atención y genera una sensación imperiosa que no se puede desconocer y como para así impulsar la interacción con las marcas.

Igual, al aprovechar la práctica digital de la audiencia, el historial de compras y los intereses, puede usted personalizar dichas notificaciones para garantizar que los suscriptores reciban solo aquel contenido que es relevante para cada cual.

Con la distribución de contenido ágil, sencillo, relevante y entretenido, las notificaciones automáticas (push) se han transformado en uno de los medios más robustos para la interacción uno a uno con el grupo objetivo, eliminando la intermediación para así amplificar la confianza y el entendimiento de la información obtenida por este canal.

Los mercadólogos, al asociarse con algún editor para promover contenido patrocinado o difundir su propio contenido a los suscriptores o clientes actuales, pueden evitar la sobrecarga de información para impulsar así una mayor interacción con la audiencia.