Que el estrés no afecte su creatividad

Cuando se está estresado, es difícil decidir en qué enfocar el proceso de concentración, y mucho menos cómo jugar el partido. ¿Cómo puede uno entonces, concebir ideas cuando se siente abrumado?

Ante todo, respire profundo y relájese. Pretender ser creativo cuando se está estresado solo conducirá a mayor frustración.

En lugar de considerar, ‘tengo que ser creativo en este preciso instante’, sugiérase a sí mismo: ‘Voy a jugar con ciertas nociones’. Acto seguido, realice una actividad que permita que su mente divague. Salir a caminar o tomar una siesta, por ejemplo, relaja el cerebro de forma natural, lo que puede llevar a nuevas ideas.

Si después de ejercer dicha actividad o alguna similar, todavía se siente abrumado, concédase otras opciones sobre las cuales elaborar; diga usted, por ejemplo: leer sobre el tema que está abordando, observar las soluciones de otras personas a problemas similares o hablar con conocedores del tema en particular.

Pero ante todo, dese tiempo. Tendrá usted muchas más posibilidades de éxito cuando permita la filtración de reflexiones creativas.