Icono del sitio consumosentido.co

Reduzca la sobrecarga de colaboración

Anuncios

La colaboración es un aspecto positivo, ¿cierto? Correcto. Aunque, no cuando pone usted a sus colaboradores de aquí para allá atendiendo correos electrónicos, videollamadas o mensajes instantáneos en todo momento de su jornada laboral. El equipo de trabajo nunca podrá avanzar los proyectos relevantes, si como líder, pretende usted, que estén en contacto todo el tiempo. Por lo demás, es bastante probable que se agoten, aburran o hasta enfermen. Como líder, puede usted, incitar a su equipo a que adopte los siguientes movimientos para así ayudarse a incrementar su foco de atención. A saber: —Predisponga tiempo para que los integrantes del equipo reflexionen de acuerdo con sus ritmos personales. Para algunos, esto significa responder correos electrónicos y llamadas a primera hora de la mañana y luego dedicar un espacio, diga usted, por ejemplo; de dos horas para realizar las labores que exigen concentración absoluta. Para otros, significa realizar sus labores de forma creativa desde el principio, y más tarde en el día, atender y gestionar todas las comunicaciones. —Atender y gestionar el correo electrónico por espacios de tiempo. El correo electrónico provee correo electrónico por bultos (de hecho, algunos colegas, dependen de él como si sus empleos dependieran de ello). En ese orden de ideas, la mayoría de nosotros tenemos la maña o tendencia a responder cada vez que suena el tono de alerta del correo electrónico, porque entre otros, percibimos una sensación de satisfacción cada vez que resolvemos una solicitud. No obstante, es oportuno, si usted, como líder, solicita a los integrantes de su equipo que designen momentos específicos durante el día en los que atenderán su bandeja de entrada, en lugar de permitir las interrupciones constantes. —Predisponga ‘espacios permanentes’ para la resolución de inconvenientes en equipo. La prioridad debe ser para la gestión de aquellos inconvenientes puntuales (importantes) y no para las ‘urgencias’ (incendios) cotidianas. Omitir dicho principio, puede generar interrupciones excesivas en la jornada laboral de sus colaboradores. En su lugar, solicite a su personal que administre puntos de contacto semanales para así abordar en equipo todos los inconvenientes en un solo bloque.

Salir de la versión móvil