Icono del sitio consumosentido.co

Cuatro argumentos para considerar antes de aventurarse hacía su próximo destino profesional

Anuncios

Por estos días, es común percibir que todos están migrando hacía su próximo destino profesional y, así, es factible que usted también sienta el ‘llamado’, aunque en aras de la prudencia, la verdadera convocatoria es hacía la reflexión antes de que termine usted procediendo de forma precipitada. Al respecto, es oportuno analizar detenidamente y considerar todas las opciones antes de decidir que, dejar a su equipo actual es, de hecho, la mejor manera de alcanzar sus objetivos profesionales a largo plazo. Para el efecto, y antes de emigrar, he aquí cuatro argumentos por las que puede usted querer quedarse por un tiempo más. A saber: 1) Tiene usted un mentor en su posición actual— Si tiene la suerte de contar con alguien que lo aconseje, oriente e interceda por usted, puede que valga la pena redoblar sus esfuerzos, resiliencia, trabajar duro y hacer saber lo comprometido que está con el equipo. En épocas de transformación y rotación, es posible que inviertan más en usted, incluso presentando su nombre cuando surgen oportunidades de ascenso. 2) Se abren oportunidades— Con mucha gente migrando, hay una buena cantidad de modificación significativa dentro del equipo. Dichos cambios podrían resultar en nuevos proyectos, posiciones de juego o responsabilidades que usted podría asumir. 3) Alcanza los objetivos con creces— Si actualmente se destaca, solucionando inconvenientes complejos, gestionando su labor de juego más allá de las expectativas encomendadas y ganando así una reputación sobresaliente por sus esfuerzos, compromiso e integridad, ¿por qué querría irse ahora? Si ese es su caso, quédese para cosechar los beneficios de su desempeño destacado. 4) Tiene influencia para negociar— Este es un buen momento para discutir sobre la remuneración, la flexibilidad al interior del equipo y las oportunidades de desarrollo, tales como las probabilidades y posiciones de juego, la capacitación en liderazgo y el apoyo técnico o táctico. Dialogue con el director técnico sobre cómo quiere usted que sea su porvenir al interior del equipo y, si nada de lo anterior se cumple, pues entonces, ahí sí, ‘abra peluca’ de una vez por todas que, mientras la convicción permanezca intacta, habrá suficientes equipos en los cuales jugar y así alcanzar su pretensiones profesionales.

Salir de la versión móvil