Icono del sitio consumosentido.co

Tres engaños que inhiben la creatividad

Anuncios

Redimir la creatividad del equipo a veces puede resultar todo un desafío para los líderes. Al respecto, tengo para resaltar tres engaños comunes que castran la imaginación y cómo evitarlas. A saber: 1) El engaño de la productividad— existe una percepción equivocada que, equipara la innovación con la agilidad en la toma de decisiones. Falso. En ocasiones, las mejores nociones requieren largos períodos de incubación. Aguantar la tentación de llegar a conclusiones precipitadas puede conllevar a soluciones más creativas y de mayor alcance a problemas complejos. 2) El engaño del intelecto— la reflexión creativa es cognitivamente exigente. Falso. Preste atención a cómo se intervienen y argumentan las nuevas ideas en el equipo. Incítelos a que se apoyen en las nociones de los demás, en lugar de torpedearlas. No obstante, esto no significa conceder las nociones defectuosas; en su lugar, predisponga en su equipo una mentalidad desinhibida y abierta para reconocer aquello que es útil y mejorar las debilidades de aquellas que no lo son tanto. 3) El engaño de la ‘lluvia de ideas’— si bien la ‘lluvia de ideas’ en comité, se percibe como más productiva debido a los efectos de interacción social, la investigación sugiere que, la ‘lluvia de ideas’ nominal (aquella en la que los individuos reflexionan por sí mismos antes de compartir sus nociones) supera permanentemente a la lluvia de ideas grupal tradicional. En consecuencia, empiece la ‘lluvia de ideas’ del comité con unos minutos de silencio para que los asistentes puedan reflexionar las ideas de manera independiente antes de reincorporarse al grupo.

Salir de la versión móvil