Icono del sitio consumosentido.co

Preferible un poco menos que un todo

Anuncios

No existe nada más placentero como alcanzar el éxito. Una oportunidad lo es todo y, sin embargo, las marcas optan por dedicar más tiempo a deshacer las ‘embarradas’ del pasado que a cualquier otro menester. De ahí, sugiero yo, la gran diferencia entre ‘un poco menos’ y ‘un todo’. ‘Un poco menos’ de los esperado habrá de contratarle; ‘un poco menos’ de los esperado habrá de convertirse en entusiasta de su marca; ‘un poco menos’ de lo esperado comentará su labor como profesional; ‘un poco menos’ de lo esperado habrá de motivarle para que gestione usted su profesión como corresponde. En ese orden de ideas, y a pesar de ‘un poco menos’, si calcula, diga usted, por ejemplo; un cinco por ciento de la población colombiana (unos 50.88 millones de conciudadanos, según el Banco Mundial), tendría usted ‘un poco menos’ de 2.550.000 de ávidos consumidores. Así pues, y siguiendo la misma línea de cálculo, serían también un montón de seguidores, si tan solo ‘un poco menos’ de dos usuarios (1) de entre cada 5.000 usuarios de Internet le aportara a usted como empresa o negocio o, en lo personal. Así mismo, son absolutamente remotas las probabilidades de que ‘un todo’ le vaya aplaudir, así la audiencia supiera siquiera de su existencia. En consecuencia, aquellas marcas, empresas o negocios, y hasta la mismísima gente que se desvive por satisfacer a ‘un todo’, terminan cautivando y satisfaciendo ‘un poco menos’. O como quien dice, preferible segmentar los entornos de mercado como para así complacer ‘un poco menos’ que, andar por ahí con escopeta de perdigones disparando a todo lo que se mueva como para así cautivar y satisfacer a ‘un todo’. Las marcas, las empresas o los negocios, así como las personas, no difieren mucho de las guanteras de los automóviles. Vacíe la suya y revise que contiene. Quizás encuentre cosas que creía perdidas: Bolígrafos, anteojos de sol, el cargador de su teléfono móvil, el adaptador del iPad, chicles, paños húmedos, tarjeta de propiedad, seguro obligatorio, manual del propietario. Todo lo inimaginable posible, todo ‘menos un par de guantes’ (por aquello de la ‘guantera’, por si acaso).

Salir de la versión móvil