Icono del sitio consumosentido.co

Es usted dinámico o entendido

Anuncios

Su teléfono inteligente agiliza su existencia, pero no hace de usted una persona más competente para asumir su proyecto de vida. Cada vez que levanta el teléfono deja usted de ingeniar y, por el contrario, empieza a ceder.

El flujo de información que llega por bultos a su dispositivo móvil y la forma en que usted interactúa con dicho contenido, estimula su agilidad y favorece la toma de decisiones inmediatas, como lo son, decidir, cuál canción escuchar, cuál ‘sketch’ o película sintonizar, cuál ruta tomar para llegar a su destino lo más rápido posible, qué está pasando con sus amigos o seguidores en las redes sociales y, así por el estilo.

Naturalmente, el intercambio de información es fundamental, particularmente, por estos días, en los que tantos se han conformado con existir solo en el entorno digital.

Así pues, y como reflexión, qué será aquello que las personas descuidamos al estar pegados todo el día a los dispositivos ‘inteligentes’.

Al respecto, se me da, que no es factible pasar el día entero interactuando y transando de aquí para allá en el entorno digital, y a la vez, pretender realizar todo aquello que anhelamos lograr en el entorno de lo terrenal.

En ese orden de ideas, aquí, en este espacio, le llamo la atención amablemente para que entienda de una vez por todas que, para alcanzar, lograr o realizar cualquier meta u objetivo que usted se proponga en el entorno de lo terrenal, le toca, imperativamente, soltar su dispositivo ‘inteligente’; reaccionar como corresponde, y contagiarse de entusiasmo para que así lo embargue la convicción de todo aquello que puede realizar por fuera del entorno digital y sin su dispositivo a la mano.

Ahora, y si no está usted muy convencido que digamos, reflexione al respecto. A saber:

¿Cree usted que los aspectos más relevantes de su trayectoria académica o profesional se materializarán como por arte de magia y por el mero hecho de que usted así lo desea?

Por supuesto, que no. Así no ocurre en el entorno de lo terrenal.

Allí, y ya con los pies sobre la tierra, le toca a usted esforzarse y guapear a la par con la competencia, diga usted, por ejemplo; si pretende la titularidad en algún equipo de fútbol, la posición de monitor en la universidad o el cargo de Gerente de Producto Senior para la Línea Urológica de Pfizer en la región CeLa.

En el entorno terrenal, se empieza por dominar lo fundamental: Más rápido, más fuerte, más táctico, más técnico, más entendido, más estratégico o más controlado, por mencionar, tan solo unos cuantos atributos de marca que nos caracterizan.

En la práctica, y en el caso de un futbolista, la expectativa de jugar como profesional, se implementa a través de las estaciones de trabajo, los partidos de fogueo y la reflexión. Así mismo, qué tan indispensable se haga usted para el director técnico, depende de su desempeño en los amistosos y para lo cual, es fundamental el número de goles, asistencias y recuperaciones, ya que estas conducen al siguiente partido amistoso. El compromiso, el ánimo, el sacrificio, la disciplina, la perseverancia y la resiliencia conllevan al óptimo desempeño y, ahí sí, y solo ahí, es cuando llega entonces la convocatoria para conformar el onceno titular.

¿Cuántos jugadores cree usted que verán rodar el balón antes de que este se detenga donde espera usted que se detenga? ¿Cuántos monitores nombrará el profesor de su asignatura favorita antes de que se fije en usted para el cargo? ¿Cuántos urólogos habrá descartado Pfizer antes de fijarse en el advenedizo sin mayores pergaminos, pero sí con una narrativa personal de las que cautivan y una trayectoria profesional impecable? ¿Cuántos?

Si usted es de los que pasa todo su tiempo conectado al dispositivo ‘inteligente’ y, por lo demás, asume también una actitud de ‘doy’, pero si me ‘dan’, y fuera de eso compromete a penas lo justo en esfuerzo, y solo porque así recibirá lo que requiere en algún instante en particular; no solo estará usted echando a perder cualquier posibilidad de éxito, sino que también dejará usted de pasarla bien con lo profesión que desempeña, como también se estará absteniendo de aportar lo que verdaderamente tiene usted para ofrecer a su equipo del alma, colegas, familiares o amigos.

Salir de la versión móvil