Recupere su sentido de sí mismo tras la pérdida de un empleo

Sugiere la investigación social y de mercado que, tener un sentido de pertenencia empresarial sólido puede estar asociado al bienestar laboral. Sin embargo, perder su trabajo puede resultar particularmente desestabilizador cuando su sentido de pertenencia está vinculado a su trayectoria profesional. Para el efecto, encontré por ahí en el Journal of Experimental Social Psychology, una serie de sugerencias para asumir el proceso de recuperación e, incluso, hasta para redefinir su autoestima. A saber: a) Asegúrese de permanecer en contacto con familiares y amigos. La comunicación con personas que lo conocen y aprecian pueden ayudarlo a que usted retome su sentido de pertenencia por fuera del entorno laboral. b) Pruebe distintas perspectivas. Si se percibe estancado después de perder un empleo que lo apasionaba, ha de ser porque usted todavía no ha logrado soltar (la sabiduría convencional sugiere que, ‘para atrás ni para coger impulso’) e insiste en percibir su ‘valor profesional’ a través de una óptica particular y permanente (que no necesariamente valora su verdadero potencial profesional). Al respecto, pregunte a un par de mentores o colegas que respete, qué es aquello que más valoran de usted. Es bastante probable que, sus respuestas nada tengan que ver con su desempeño o gestión laboral. c) Visualice su porvenir. Las situaciones personales o profesionales no son estáticas, como tampoco lo es su sentido de pertenencia, ni su identidad de marca. Cuanto más planifique y establezca metas para su porvenir, podrá transformar con mayor facilidad su comportamiento de uno reactivo a uno proactivo. d) Busque y obtenga el apoyo que requiere, si fuera el caso. Un entrenador o terapeuta capacitado puede ayudarlo a examinar, reconocer, entender, y dominar cualquier experiencia semejante, mientras lo encarrila hacía logros futuros.