Preferible la sensatez que el esfuerzo para liderar la gestión de su equipo

En ciertas ocasiones, la mayoría de nosotros dedicamos demasiado tiempo y esfuerzo a trabajar en asuntos inadecuados, bien sea dedicando horas enteras a actualizaciones de estado que nunca se leen o priorizando el diseño de alguna presentación sobre el mensaje que se pretende transmitir en el comité. Usted, como gerente, también puede ayudar a su equipo a evitar dichos obstáculos y priorizar las labores más relevantes. Al respecto, es mucho de lo que se puede aprender de la trayectoria profesional. Le comparto algunos de mis aprendizajes en la industria farmacéutica. A saber: 1) Establezca fechas de finalización claras para las grandes iniciativas, asigne tiempos aproximados para los hitos clave del proyecto y oriente a las personas si dedican demasiado tiempo a alguna labor en particular. Así mismo, evite cruzar la frontera hacia la microgestión. 2) Enfatice que, la perfección es a menudo enemiga de la utilidad y la oportunidad. Anime a los miembros del equipo a configurar temporizadores para labores menos trascendentales, tales como redactar correos electrónicos o buscar imágenes para las presentaciones. Por lo demás, recuérdeles que es aceptable cometer errores; el error tipográfico en el boletín o el archivo que no se adjuntó al correo electrónico no hará que su trayectoria profesional se vea perjudicada. 3) Ayúdelos a hacer conexiones en toda la organización para que sepan quién puede asistirlos y atender sus interrogantes cuando así lo requieran. Resalte que usted, no supone que lo hagan solos y que la colaboración con los colegas puede garantizar que todos trabajen colectivamente en los asuntos indicados en nombre de la unidad de negocio.