Empodérese para hacerle frente a la adversidad

Con tanta ambigüedad e incertidumbre que genera el gobierno del presidente Petro, es apenas natural temer lo desconocido, aunque; la incertidumbre no tiene por qué ser debilitante. De tanto ir y venir en el entorno de la gestión de negocios, algo es lo que he aprendido sobre cómo empoderarse para adentrarse con confianza y convicción en lo desconocido y aprovechar así las oportunidades que se van presentando. Al respecto, comparto aquí, unos sencillos consejos. A saber: Replantear— Cualquier situación tiene ventajas y desventajas. Cuando a usted le toque enfrentarse a la incertidumbre, concéntrese en el antecedente, en lugar de lo posterior. Prepárese— Existen muchos tipos de riesgo: financieros, intelectuales, sociales, emocionales, físicos, y demás. Identifique con cuáles tiene aversión natural o afinidad. Esto le ayudará a abordar las situaciones inciertas con más autoconciencia y confianza. Avance de a poquitos— Si no está seguro de cómo se desarrollará una situación o noción, emprender modestamente puede ser más efectivo y generar menor ansiedad que tratar de realizar todo al mismo tiempo. Prepárese para los contratiempos— Es frustrante cuando algo no sale como se esperaba o pretendía. Permítase sentir esa decepción y frustración, luego, cuestiónese: “¿Qué aprendizajes puede sacar de todo esto?” ¿Podrá usted, aprender del contratiempo y adoptar un nuevo enfoque?