Concéntrese en satisfacer a la audiencia si es usted de los que le da nervios la exposición pública

La exposición pública puede ser estresante en ciertas ocasiones. Si es usted de aquellos que le huyen al asunto, pierda cuidado, que no es el único y; por lo demás, puede usted adoptar medidas correctivas para así transformar su percepción de aquellas presentaciones públicas, tales como; presentar a la alta gerencia el plan de mercadeo […]

Evite los errores de marketing

De la neurociencia cognitiva, como del trabajo de los primeros psicólogos cognitivos en la década de los sesenta (Frederick Barlett, Edwin Tolman, George Miller, Noam Chomsky, Ulric Neisser, Herbert Simon y otros), tal cual de las primeras evidencias de la psicología de la Gestalt, el psicoanálisis y la neurología europea; es que el verdadero mercadólogo debería entender de una vez por todas que, ‘la percepción modela la conducta y, que la percepción en sí misma es un proceso constructivo que no sólo depende de la información intrínseca del estímulo sino también de la estructura mental de quien la percibe’(1).

Leer más »

Las emociones andan de evolución

La psicología evolucionista me interesa de tiempo atrás porque soy un investigador de la conducta humana, así como por el interés que esta revierte para mi práctica profesional como mercadólogo y, por su aporte al desarrollo y consolidación de la marca personal. A ella llegué, gracias a una reseña editorial del libro que sobre el tema escribieron los estadounidenses, Leda Cosmides y su esposo John Tooby. Ella psicóloga y él antropólogo. En aquel entonces, el tema captó mi atención, porque en su libro, los autores sugieren que la forma prosigue al cometido: ‘Las propiedades de un mecanismo evolucionado reflejan la estructura de la función que dicho mecanismo evolucionado podrá resolver’.

Leer más »

La reputación como alternativa de entretenimiento social

La historia señala que en la Europa medieval, las ejecuciones fueron una forma popular de entretenimiento, consagrándose la ‘autoridad competente’ como expertos proveedores. Se acostumbraba por aquel entonces que, una multitud (y ahí sí, elija usted entre desocupados, des-adaptados o intolerantes) acompañaba al condenado desde la prisión hasta la plaza pública, mientras que vendedores ambulantes comercializaban refrigerios a diestra y siniestra, a adultos como a niños por igual; quienes no solo se limitaban a observar sino que ululaban y vitoreaban en los ahorcamientos tal cual en las cremaciones por la hoguera.

Leer más »