Evite estos tres enredos al dirigir la transformación organizacional

Dirigir una transformación organizacional es complejo. Si usted es de los que tiene previsto una modificación relevante en el horizonte (o si actualmente está dirigiendo alguna que esté más enredada que un bulto de anzuelos), debe tener presente los siguientes tres errores comunes y cómo evitarlos, según se lo entendí a Ron Carucci en una lectura sobre transformación organizacional: 1) No subestime el alcance de la labor. Ejecutar una transformación a escala generalmente requiere más tiempo y coordinación de lo que esperan los líderes. Para contrarrestar dicho efecto, asegúrese de considerar expectativas realistas. Adopte un enfoque incremental hacia el objetivo general mediante el lanzamiento de una serie de proyectos e iniciativas a pequeña escala dirigidos por distintos equipos. Y asegúrese de que todas estas iniciativas vinculantes, y las personas que las lideran, permanezcan alineadas, se comuniquen de manera efectiva y eviten asumir labores superpuestas o conflictivas. 2) No sobrestime la capacidad de sus empleados para ejecutar su visión mientras continúan cumpliendo con sus responsabilidades cotidianas actuales. Preste atención a los comentarios sobre la capacidad de cada uno para realizar. Esté preparado para ajustar según corresponda. 3) Dé a conocer el motivo por el cual la susodicha transformación es importante para usted. Sea transparente y exprese porqué cree que la empresa o negocio debería avanzar en esta nueva dirección. Procure ser un líder que inspire confianza durante la transición.

Deja un comentario