consumosentido

Su estrategia digital requiere sazón para operar

Anuncios

La tecnología digital facilita recopilar, almacenar, y utilizar grandes volúmenes de información que, por lo demás, es fácil de encontrar por doquier en la ‘red de las maravillas’. En sus primeras fases, la susodicha tecnología nos concedió a los mercadólogos la posibilidad de agilizar lo que ya hacíamos bastante bien. Luego, nos permitió agilizar aún mucho más. Posteriormente, nos permitió realizar tareas que antes ni concebíamos y, ya por estos días, las posibilidades son alentadoras aunque igualmente confusas. Y cuando la gente se percibe confundida, busca la forma de resolver aquello que los trasnocha para tratar de entender y decidir qué hacer. De ahí entonces, la necesidad imperativa de los community managers de concebir una estrategia digital a como de lugar. Sin embargo, las empresas o los negocios o los profesionales autónomos somos todos organismos, y si intenta uno optimizar solo las partes, terminará por sub-optimizar el conjunto.

La realidad del asunto, es que como organismos, requerimos los susodichos una estrategia de negocio. No se le ocurra pensar, ni siquiera por un instante que, puede usted con una estrategia digital alcanzar sus metas comerciales sin atender todo lo demás.

​En ese orden de ideas, el marketing, las ventas, las finanzas, los recursos humanos, o la tecnología, transforman fundamentalmente las fuentes de valor del cliente y su costo de suministro. La forma de abordar la estrategia digital es reflexionar y exponer todas las suposiciones esenciales que se tienen respecto a la operación de su quehacer, así como cuestionarse si estas aún son válidas. O como quien dice, esta es la norma con la que se debe asumir la estrategia digital.

​En un entorno de mercado incierto, los fundamentos de mercado se transforman constantemente, por lo que es imprescindible reflexionar sobre ellos, incluso, si estos aún conservan su validez en el corto, mediano o largo plazo.

Considere cómo puede usted implementar el conjunto de capacidades que actualmente dispone y, desarrolle otras nuevas que requiere para defender su posición competitiva de mercado:

Así pues, tenga presente que la estrategia sigue siendo lo que siempre ha sido: el arte de actuar bajo presión en las condiciones de mercado más complejas posibles.

Salir de la versión móvil