Progresar exige compromiso

Pueda ser que usted como yo, también quiera ser un profesional mucho más inspirador, productivo, y capaz de tomar decisiones o riesgos más audaces. Al respecto, comparto aquí un par reflexiones para que pueda usted también lograrlo: Primero— reflexione si realmente quiere usted mejorar su quehacer profesional. Ha de saber que, si su pretensión de progreso nada tiene que ver con su compromiso, diga usted, por ejemplo, su intención de cambio se debe a que así lo espera su jefe, ahí entonces, le toca a usted ser honesto consigo mismo, considerando que la transformación se dará solo si está usted comprometido. En segundo lugar— ¿Está usted dispuesto a percibir y a asumir la incomodidad que implica experimentar con asuntos que no siempre funcionan de inmediato? Aprender algo novedoso es incómodo por defecto, así que prepárese para percibir un poco de incomodidad. Igual, cometerá usted más de un error en el proceso y, podrá sentirse abrumado o avergonzado, particularmente, si es usted de aquellos que está acostumbrado a tener éxito. No obstante, si asume usted el proceso de transformación con el debido compromiso y diligencia, con certeza, mejorará usted a pesar de las incomodidades, los errores, el agotamiento, y la vergüenza que padezca a lo largo de todo el proceso de aprendizaje.