consumosentido

Lo que debe saber de la inteligencia artificial

Anuncios

Considerando el impacto y la transformación con la que habremos de convivir, aprender y trabajar, es apenas obvio que la inteligencia artificial sea un tema tanto popular como relevante por estos días de innovación. Igual, y en la medida que avance su desarrollo, ha de entender usted que, la inteligencia artificial tendrá un impacto progresivo en el funcionamiento de nuestra sociedad y la forma en que asumimos nuestra profesión.

Al igual que con cualquier otra tecnología transformadora, la inteligencia artificial tiene pensativos y en alerta máxima a muchos profesionales que, por ahí andan interrogando sobre a dónde irá a parar su labor en la era de la inteligencia artificial: ¿Será la inteligencia artificial una amenaza real para nuestra estabilidad laboral?

Por lo pronto, relajados todos que, de lo que se sabe por ahí del tema, ninguna máquina remplazará la gestión profesional, pues a pesar de lo avanzado de la tecnología, la inteligencia artificial ‘no es lo suficientemente sofisticada como para dominar el conjunto conformado por el coeficiente intelectual y el cociente emocional’.

Sin embargo, todavía no se hace evidente el máximo potencial de la inteligencia artificial. Así mismo y para tranquilidad de la humanidad, la inteligencia artificial aún requiere de nuestro apoyo para su completa realización e implementación. Por supuesto, en algún momento, la inteligencia artificial habrá de reemplazar ciertas actividades rutinarias de la profesión, ayudará a instaurar nuevos cargos, y transformará para bien el ámbito profesional. Entre tanto, es oportuno, sugiero yo, pulir su experiencia profesional entorno al tema.

En ese orden de ideas, y de mis aprendizajes recabando información al respecto en el entorno digital, le comparto aquí en aras del porvenir profesional y sin perecer en el intento, unas cuantas nociones y sugerencias que considero debe uno saber sobre la inteligencia artificial:

Adopte y reconozca la inteligencia artificial como una realidad inevitable— Así podrá usted asumir y desarrollar las competencias adecuadas para favorecer su interacción con la inteligencia artificial. Ante todo, debe usted comprender y saber reconocer sus verdaderos alcances al interior de su profesión.

La inteligencia artificial es particularmente útil para mecanizar tareas repetitivas y clasificar grandes volúmenes de información. Desde analizar qué tipo de contenido resuena con cierto tipo de persona, hasta tratar el contenido por sí sola, la inteligencia artificial es increíblemente eficaz para proporcionar una visión profunda de los consumidores, así como para optimizar los flujos de trabajo.

La mejor manera de asumir la transición a la inteligencia artificial es adoptar sus fortalezas, tal cual entender la forma en que ésta habrá de complementar sus competencias profesionales. Al comprender las limitaciones y las posibilidades que ofrece la inteligencia artificial, podrá usted entender mejor cómo esta afectará (y desarrollará) su labor.

Ejercite su habilidad analítica y la gestión de datos— La inteligencia artificial agiliza las tareas reiterativas y facilita la toma de decisiones basada en grandes volúmenes de información.

La inteligencia artificial tiene la capacidad de gestionar y organizar grandes volúmenes de información (o ‘big data’, como le dicen en inglés). La inteligencia artificial ayuda a identificar nociones, predice patrones y destaca valiosas asociaciones que el mercadólogo (o cualquier otra profesión) haya podido pasar por alto.

No obstante, el mercadólogo (o cualquier otra profesión) debe estar en capacidad de comprender el análisis, e interpretar los resultados para así garantizar las conclusiones adecuadas con el fin de impulsar conexiones y acciones significativas. Establecer este tipo de conexiones permite comprender mejor al consumidor, su comportamiento, su intención de compra, y todo aquello que lo motiva, con el fin de atender y satisfacer óptimamente sus necesidades.

La inteligencia emocional no tiene precio— La constante integración de la inteligencia artificial en un entorno de mercado centrado en el cliente, afecta la forma en que los consumidores interactúan y adquieren las marcas. Este tipo de tecnología aumenta continuamente las demandas y expectativas del consumidor, y por lo que el mercadólogo (o cualquier otra profesión) se ve hoy más que nunca obligado a ofrecer mejores experiencias de consumo.

La inteligencia artificial proporciona valiosa información del entorno social del consumidor. Entre otros, esto permite proveer mensajes a lo largo del continuo de canales según el proceder del cliente. No obstante, la tecnología no es apta para percibir el componente emocional necesario para conectarse genuinamente con el consumidor. Carece de la facultad para comprender el contexto a lo largo de la trayectoria comercial del cliente. Distintos factores, tales como la ubicación y la cultura tienen un impacto significativo en dicho trayecto como en la respectiva experiencia, la mayoría de los cuales, por lo inherente, solo son comprendidos por las personas.

La empatía humana y la inteligencia emocional nos permiten comprender mejor al consumidor, así como adaptar el contenido para un trayecto y experiencia comercial altamente individualizado.

Una combinación de complejas habilidades analíticas e inteligencia emocional nos permite aprovechar la inteligencia artificial para segmentar al cliente de una manera que antes no era posible realizar.

La creatividad sobresaliente no puede ser simulada— La inteligencia artificial no puede establecer contacto emocional ni sentimental con el consumidor, como sí lo puede hacer otro ser humano. La inteligencia artificial se ocupa a las mil maravillas de las actividades mecanizadas de la profesión, para que pueda usted concentrar su atención en el trabajo creativo y en aquellas actividades que ninguna máquina tienen la capacidad de realizar. Si es usted de los que tiene una mentalidad única, aguda y creativa para complementar sus habilidades tecnológicas, así entonces, su aptitud ni talente profesional corren riesgo ante la tecnología por muy transformadora que ésta sea.

El aprendizaje continuo es un requisito indispensable para subsistir— La inteligencia artificial, así como cualquier otra tecnología disruptiva disminuirán la cantidad de esfuerzo y el tiempo que se dedica a las tareas reiterativas, aunque nunca podrán sustituir el toque humano que requiere el marketing o cualquier otra profesión exitosa. Los profesionales que se ocupen de actualizar continuamente sus conocimientos, desarrollarán sus habilidades y evolucionarán rápidamente a la par con los avances tecnológicos y sin peligro de sucumbir en su profesión.

​Los profesionales sobresalientes aprovecharán las tecnologías innovadoras para mejorar sus habilidades, así como los resultados que obtienen para su empresa o negocio.

Salir de la versión móvil