El volante de creación demuestra su coraje emocional

Parte de los gajes del oficio de un líder es ejercer y decidir asuntos que lo hacen impopular o sentir incómodo. Tal vez debe uno exponer una situación compleja en un informe directo, o tal vez tenga uno que lidiar con los retrocesos y los callejones sin salida de algún proyecto o partido de fútbol embolatado. Para mejorar la forma de capotear las situaciones incómodas, desarrolle su coraje emocional, sugieren en el Harvard Business Review, si pretende usted habilidades de liderazgo en un escenario de alto impacto. Empiece por pensar en una habilidad de liderazgo en la que quiera mejorar: ‘dar retroalimentación’, ‘escuchar’, ‘ser directo’, lo que sea en lo que uno quiera crecer. Acto seguido, practique dicha habilidad en una situación de bajo riesgo. Diga usted, por ejemplo, mejorar en ser directo. La próxima vez que haya un error en su factura telefónica, llame al servicio al cliente y practique ser breve y conciso. Analice cómo quiere reaccionar: ¿Enojo? ¿Retractarse? Y, luego concéntrese en resistir dichos impulsos. Estos son los mismos sentimientos que uno encontrará en situaciones de mayor riesgo en el trabajo, así que es oportuno si uno aprende a superarlos. Debe uno seguir practicando hasta que se sienta cómodo y pueda uno responder de la manera indicada cuando así se requiera.

Deja un comentario