Tan solo respire

Ahora que monto esta tercera ola cafetera en compañía de colegas a los que les doblo la edad, se me antoja que, tan solo debe uno respirar si está gestionando niveles más altos de estrés por estos días de incertidumbre, y a pesar de que para contrarrestar su efecto existe una herramienta a la que todos tenemos acceso inmediato: la respiración.

Puede parecer sencillo, pero cuando se hace correctamente, la respiración puede marcar la diferencia entre el pánico y la resistencia.

La investigación científica muestra que ciertas emociones están asociadas con diferentes formas de respiración. Diga usted, por ejemplo, cuando se siente ansioso o enojado, su respiración se vuelve irregular, corta y rápida.

Cuando se percibe alegría o relajación, su respiración será regular, profunda y lenta.

Y lo crea o no, cuando sigue patrones de respiración asociados con diferentes emociones, comienza a sentir esas emociones correspondientes.

Así que la próxima vez que sienta que el estrés comienza a brotar, intente cambiar la proporción entre inhalación y exhalación. Cuando usted inhala, su frecuencia cardíaca se acelera. Cuando exhala, se ralentiza.

En ese orden de ideas, tómese unos minutos y respire contando hasta cuatro y exhale contando hasta ocho; esto calmará su sistema nervioso y mantendrá a raya el estrés.

Al ajustar su respiración, comenzará a sentirse un poco mejor para afrontar el llamado que sea.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .