Proyecte ya su trayectoria profesional para el segundo tiempo

Por experiencia, les puedo comentar que a medida que asciende uno en el organigrama, muchos de nosotros llegamos a un punto en el que nos cuestionamos: ‘¿De aquí para dónde?’ Después de todo, solo existe un puñado de cargos laborales de primer nivel, diga usted, por ejemplo, gerente general, gerente financiero, o gerente de mercadeo, entre unos cuantos más. Así mismo, las reestructuraciones laborales pueden ser el pan de cada día, y los avances tecnológicos transforman la naturaleza de nuestros cargos. No obstante, no significa esto que deba uno jubilarse anticipadamente, aunque tampoco debe uno esperar hasta que al jefe se le colme la copa con uno o llegue algún otro que de entrada quiera prescindir de usted.

Por eso, es aconsejable proyectar su trayectoria laboral para el segundo tiempo y, para el efecto, a mí me ha servido tener presente cuatro nociones fundamentales que aquí les comparto:

Primero, desarrolle un espíritu emprendedor, incluso si aún no tiene usted la intención de iniciar un negocio. Piense en su posición de juego o trayectoria profesional en sí misma como si se tratara de un emprendimiento. En ese orden de ideas, reflexione sobre: ¿Qué inconvenientes anhela y es capaz de resolver? ¿Quién es su mercado objetivo? ¿Qué requiere resolver su mercado objetivo? ¿Cuál es la forma más efectiva de satisfacer dichas necesidades?

Acto seguido, comparta su experiencia y trayectoria con confianza. Su experiencia, así como su trayectoria profesional son únicas y, así debe uno hacérselo saber a la humanidad.

En tercer lugar, conserve una mentalidad de transformación y desarrollo. En realidad, uno nunca termina de aprender ni de progresar, por lo que es oportuno seguir siendo inquisitivo, curioso, escéptico, resiliente, y predispuesto a equivocarse.

Por último, proyecte y asuma el control de la persona que será usted en el futuro. Los tiempos están cambiando a un ritmo cada vez mayor. ¿Está usted preparado para cambiar a la par? No olvide que una reorganización en su equipo o empresa, un director técnico o un jefe flojo, los relevos o las destituciones, así como los avances tecnológicos que automatizan y nos desplazan de nuestras funciones laborales, están todos a la vuelta de la esquina.

La transformación que actualmente experimentamos como consecuencia de la pandemia por coronavirus es un magnífico ejemplo de cómo cambiará para siempre nuestra realidad, aunque tampoco quiere decir esto que hayamos dejado de ser útiles, exitosos o viables en el mercado laboral.

Sin embargo, pretender ser asalariado de por vida significa que debe uno tener claridad sobre el lugar al que se dirige, al igual que debe uno estar preparado para actuar, de inmediato y sin titubear, cuando le llegue a uno la oportunidad indicada para independizarse.

Es así, pues, la forma cómo un fundamento sólido en su experiencia y trayectoria profesional, un conocimiento y el dominio total de su entorno profesional actual, así como una red de conexiones en constante desarrollo sobre la cual apoyarse, favorecerán que encuentre usted su próximo cargo como asalariado, o que finalmente logré usted echar a andar su emprendimiento para el segundo tiempo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .