Expresiones para la concentración deportiva

Para mí, la concentración deportiva se parece al cierre de ventas, pues encontrar las palabras indicadas cuando se pretende vender alguna noción es fundamental, así como cuando debe uno motivarse a sí mismo como a los compañeros de equipo. O como quien dice, y para que comprendan mi analogía los deportistas: cuando un vendedor, ya sea que esté presentando a un cliente, presentándose en una reunión o compartiendo su parecer a un colega en el pasillo, debe demostrar que cree lo que está diciendo. Lo propio aplica para los deportistas de cara a la competencia.

Los pequeños cambios de lenguaje pueden parecer insignificantes, pero la incorporación de estas seis expresiones puede ayudarlo a transmitir qué tan seguro y comprometido está usted. Haga esto y será más probable que sus compañeros de juego perciban el reto o el partido por jugar de la misma manera.

Sí creo— la forma más sencilla y poderosa de demostrar que está usted comprometido con la idea, el proyecto o el partido por delante. Al emplear la expresión ‘sí creo’; diga usted, por ejemplo, con un compañero de juego: ‘Sí creo que tenemos una enorme oportunidad de ganar este partido’, transmitirá usted así su compromiso por ganar el encuentro al equipo contrario.

‘Sí creo’ es una mucha mejor opción que utilizar la expresión ‘creo’ a solas, diga usted, por ejemplo, ‘creo que podríamos ganar el partido’. El mero ‘creo’ nos hace sentir que quien está hablando no está convencido del todo o que todavía lo está considerando. En cambio, el ‘sí creo’ es una declaración persuasiva.

Lo sé— esta es otra expresión que manifiesta confianza. Si bien es cierto, que por estos días se hace mucho énfasis en la relevancia de la humildad en los círculos de liderazgo, y hasta algunas personas son reacias a emplear el ‘lo sé’. También es cierto, que no hace mucho sentido en una posición de liderazgo que alguien diga, ‘no sé si estoy listo para correr los 90 minutos’. Por el contrario, un buen líder podría responder: ‘lo sé que estoy listo para correr los 90 minutos más los 30 del tiempo suplementario’.

Estoy convencido— cuando se escucha a alguien decir: ‘estoy convencido de que este partido se ganará’, escuchará con atención lo que sigue y probablemente considerará la propuesta más seriamente que si algún jugador simplemente dijera: ‘este partido se ganará’.

No obstante, si no está usted realmente ‘convencido’ de lo que está manifestando, probablemente tendrá que empezar de ceros una vez más.

Le aseguro— emplear la expresión ‘le aseguro’ también demuestra su convicción. Algunos futbolistas podrán decir, ‘no estoy seguro de eso’ o ‘podría ser’, como para dar a su audiencia la sensación de que están siendo honestos al compartir su incertidumbre. Incluso, algunos hasta podrían decir, ‘eso no es lo que me preocupa’, aunque así, lo único que reflejan es su pobre liderazgo.

En su lugar, vaya con ‘le aseguro’. Expresiones como, ‘le aseguro que este partido lo ganamos’ o ‘le aseguro que convierto dos goles’. Es más, incluso cuando no se esté seguro de algo, puede usted afirmar: ‘le aseguro que lo estoy pensando mucho’ o ‘le aseguro que haré lo correcto’.

Yo imagino— esta expresión le permite trasladar a su audiencia desde el presente al futuro. Diga usted, por ejemplo, en el caso en el que esté proyectando el desempeño futbolero de un compañero de equipo: ‘yo imagino hoy en el partido muchos aciertos suyos en defensa’. Una declaración optimista proporciona una perspectiva monumental.

También puede emplear esta expresión cuando se habla del porvenir de un partido, proyecto o programa. Diga usted, por ejemplo, cuando dice: ‘yo imagino que a Millonarios también le ganaremos’. Este tipo de lenguaje demuestra actitud, como que está totalmente comprometido con una realidad futura.

Lo entiendo— esta última expresión es algo más coloquial, pero tiene el mismo propósito que las demás frases. Cuando alguien manifiesta, ‘lo entiendo’, está demostrando que ha escuchado, que entiende y cree en lo que usted está diciendo. Es una forma efectiva de ir y venir, ya que le permite avanzar para analizar cómo puede usted hacer realidad todo cuanto se ha propuesto para el partido que mañana jugará.

Estas seis expresiones dan forma al razonamiento de su audiencia al darles una idea de su convicción. La gente adoptará los indicios de dicho lenguaje y, responderá de forma positiva, razón por la cual es oportuno si las utiliza con frecuencia en su cotidianidad.

Deja un comentario