Conduce el volante con confianza hasta cuando está vacilante

Cuando se enfrenta a un desafío o a un contrario complicado, es normal sentirse vacilante, y tal vez incluso hasta impresionado. No obstante, es difícil inspirar a su equipo para que responda con la altura que las circunstancias ameritan, si los demás perciben que el reto en cuestión le intimida. El volante recursivo puede proyectar confianza haciendo cuatro cosas.

Primero— demuestre empatía por los miembros de su equipo. Ellos quieren saber con certeza que usted no se ha desentendido de lo que están sintiendo.

Segundo— comunique a sus compañeros de equipo cómo es que usted percibe el desafío actual. Las personas necesitan tener una idea clara de hacia dónde se dirigen.

En tercer lugar— establezca una directriz para el equipo. Muéstrales cómo alcanzarán en conjunto dicho destino o propósito.

En últimas, conceda a sus compañeros de equipo una demostración. Todos necesitan una razón para creer posible lo que les está diciendo, así que ofrezca evidencia de su directriz, compromiso y optimismo. Sea específico, sea personal y haga referencia al trabajo que el equipo ya está haciendo. Esto aumentará la confianza de su equipo y, la suya, por lo demás.