Quien gestiona efectivamente no pretende controlar al equipo

Quien gestiona efectivamente, predica la ‘interdependencia’ o, aquella noción que dicta: ‘todos nos necesitamos entre sí para realizar nuestra labor’.

Es un concepto que debería realmente resonar con aquellos que elaboran en conjunto, diga usted, por ejemplo, entre otros, un equipo de fútbol. Aunque, ha de saber que, la única forma de transmitir semejante visión es contar con un equipo sobresaliente.

Estará usted de acuerdo conmigo, cuando sugiero que es toda una inspiración ver aquellos profesionales con talento: personas cuya ambición, energía y disfrute de su labor, independiente, de la posición en que juegue, se hace evidente con cada entrenamiento o partido que se juegue.

Me recuerdan cuánto disfruto ser parte de este complejo, fascinante y desafiante deporte que es el fútbol.

Su equipo merece su promesa tácita de que elaborará para ellos tan duro como ellos trabajarán para usted. Esta es la razón por la cual, aquel que gestiona efectivamente no pretende controlar al equipo. Por el contrario, lo motiva, lo impulsa. Guerrea por él.