Un día a la semana en el que nada le interrumpa

Ciertamente, no es factible elaborar a consciencia y de manera creativa cuando el sinnúmero de notificaciones que llega a su dispositivo móvil constantemente le interrumpen su flujo, perjudicando así su productividad.

Para disponer de tiempo y espacio de calidad que le permitan concentrarse, designe un día a la semana en el que nada lo pueda interrumpir, ni siquiera —los mensajes de texto, ni correos electrónicos, ni llamadas telefónicas, ni notificaciones de redes sociales, ni absolutamente ninguna otra distracción—.

Reserve aquel día en su calendario y dígales a sus colegas o amistades que no podrá comunicarse porque está elaborando en proyectos y temas críticos. Naturalmente, algún imprevisto puede surgir de todas formas, aun cuando, debe usted procurar que dicha eventualidad no termine por comprometer su día.

Al respecto, implemente una sencilla norma: permítase reprogramar a conveniencia su ‘día ilocalizable’ a lo largo de la semana, pero no lo elimine de su agenda ni lo postergue para la semana entrante.

A medida que vaya usted adoptando con disciplina la rutina periódica de tomar dichos días para elaborar a consciencia y, de manera mucho más profunda y concentrada, será mucho más sencillo para usted y para las personas de su entorno respetar dicho espacio.

Deja un comentario