¿Cómo respaldar una decisión con la que no se está de acuerdo?

Mañana tendremos los colombianos una oportunidad singular para hacer valer nuestro anhelo de transición política, gobernanza, e institucionalidad.

Una ocasión inmejorable para manifestar con el voto nuestro enojo con la corrupción generalizada y la del gobierno, la ineficiencia del sistema judicial, el narcotráfico, la inseguridad, la ineficiencia del sistema educativo, la incapacidad del gobierno para vincular al país capital y la tecnología, la ineficiencia del sistema de salud, y algunas otras más.

No obstante, a veces los demás toman una decisión con la que sencillamente no se está de acuerdo, diga usted, por ejemplo, aquellos que optan por el candidato con el que otros discrepan o, aquel excandidato que manifestó su ‘voto en blanco’ para la segunda vuelta y que prefirió ir a mirar ballenas, antes que asumir su responsabilidad política con sus electores. O como la de aquel pequeño ‘jefecito’ del Partido Liberal que, prefirió vender a los partidarios de base, so pretexto, de sus intereses personales y los de ‘Simón El Bobo’, argumentando, por lo demás, que ‘así es la política’.

Sin embargo, y a pesar de las discrepancias, la decisión aún tiene que llevarse a cabo, particularmente, si se es gente de bien.

¿Qué hacer, entonces?

Primero, resista la tentación de revelar sus verdaderos sentimientos a sus compañeros y miembros del equipo. Su labor es ayudar a su organización a tener éxito, y no lo hará si socava la decisión tomada.

Luego, cuestione por qué alguien pensaría que esta elección fue buena. Mientras lo hace, pregunte también por qué se opone usted a la decisión.

Manifieste sus quejas por escrito y luego considere cómo puede superarlas. Este ejercicio lo ayudará a anticipar cualquier obstáculo que pueda enfrentar al llevar a cabo la susodicha decisión.

Una vez que usted comprenda mejor por qué se tomó dicha decisión, transmita esa comprensión a su equipo. Después de todo, la cantidad de esfuerzo que pone su equipo en hacer que un plan tenga éxito, depende en buena medida de qué tanto creen en este.

Deja un comentario