Su marca es suya no más

Dicta la sabiduría convencional para redes sociales que, si uno no aprende a administrar la creciente influencia que ejerce el consumidor sobre las marcas, puede uno irse olvidando del valor de la marca, al igual que el valor que pueda uno haber cosechado a lo largo de su trayectoria profesional como agente de marketing. Exageraciones y más nada, en mi opinión, pero igual, advierto que soy de aquellos que considera que ‘el cliente no siempre tiene la razón’, aunque, sí estimo imprescindible para el valor de la marca, proveerles el mejor servicio posible.

Se sabe que las redes sociales han innovado el entorno comercial, favoreciendo así el cambio de paradigma con el cual interactúan las marcas y la comunidad, así como la forma en que las marcas generan valor para el consumidor.

No obstante, a mí se me da que ‘su marca es suya no más’, independiente, de que algunos gurús sostengan que ‘su marca ya no es su marca’, dizque porque el consumidor ha transformado para siempre el proceso de intercambio de valor.

Cierto es que, por estos días de trivialidad social en línea, un ‘selfie’ puede echar a perder la reputación de marca o, que determinados atributos de marca incitan al consumidor a generar contenido sobre la misma o, que las marcas pueden transformar en valor el contenido generado por el consumidor o, que las redes sociales son un espacio en el cual los agentes de marketing crean contenido de marca en conjunto con el consumidor.

Sin embargo y, así como lo es todo en el entorno comercial, una buena dosis de prudencia es fundamental para la supervivencia de las marcas en las redes sociales.

Al respecto, me aventuro a ilustrar algunas nociones de mi práctica en cuanto a:

La forma en que las redes sociales transforman la gestión de marca—

  • El posicionamiento de marca sigue siendo fundamental, inclusive para la gestión de marketing digital. Solo que ahora en su definición, el consumidor tiene una participación esencial.
  • Los ‘selfies’ del consumidor ‘algo’ aportan a la imagen de marca.
  • Las comunidades de marca son un espacio oportuno para interactuar con el consumidor.

Creación de marca en conjunto con el consumidor—

  • El contenido de marca generado por el consumidor puede ser una fuente interesante de valor.
  • En ciertas ocasiones, el consumidor está predispuesto a interactuar con aquellas marcas que comparten sus valores y que intentan conectarse emocionalmente con ellos.
  • Las redes sociales son un medio propicio para que las marcas comuniquen sus valores al consumidor.

El porvenir de la gestión de marca—

  • Cierto tipo de consumidor busca insistentemente influir sobre cada aspecto del entorno de marca.
  • La gestión de marca debe ser mucho más receptiva que nunca.
  • La marca y el consumidor se benefician por igual de las redes sociales.

La transformación del entorno comercial como consecuencia de las redes sociales es un hecho, pero, si mejora o empeora la salud de marca, depende enteramente de usted, sugiero yo.

Es exactamente lo mismo que, aquella noción que dicta como ‘inequívoca la razón del cliente’, o la del ‘valor’ real de la influencia sobre el consumidor que ejercen los cotizados ‘influencers’. No señor. En mi a ver, todo es relativo en el área comercial.

Y, como para sustentar mi argumento, rescato uno cuantos casos de nuestro acontecer cotidiano: ¿cómo olvidar la sonada asociación entre nuestra queridísima Amparo Grisales y el Revertrex, o la del calidoso Pibe Valderrama y el popular ‘Redu Fa Fa’ de Jorge Hané, o la de Silvia Corzo y el Cicatricure Crema?

No señor. Todo es relativo en el área comercial. O, si no que lo diga también la joven bloguera que fue por lana a Escocia y salió trasquilada, o aquellos vengativos clientes acostumbrados a reseñar negativamente en las redes sociales cuando las marcas rehúsan ceder a sus desmedidas o reiterativas pretensiones de servicio.

Deja un comentario