Par sugerencias para el tipo independiente

Freelance, agente autónomo o por cuenta propia, sencillamente, y llámese como se llame, he aquí un par de sugerencias para aquellos de tipo independiente:

Los independientes siempre ponen por escrito los términos comerciales.

Gestionar el flujo de caja es uno de los aspectos más estresantes de ser un profesional autónomo. Lo es así, particularmente, en aquellos casos en los que el cliente se toma tiempo demás para pagar las cuentas por los servicios que usted le prestó.

No obstante, puede usted evitar la zozobra sí, claro está, establece y firma un contrato previa iniciación se su próxima labor para él. El quid del asunto es que un apretón de manos sencillamente no es suficiente, particularmente, si el cliente es un allegado.

Los acuerdos informales son la fuente de casi todos los inconvenientes de pago, así que asegúrese de que el alcance del proyecto, los términos de pago y las expectativas para ambas partes estén claramente anotados y descritos.

Para proyectos pequeños, una serie de correo electrónico a menudo será suficiente, pero para compromisos más grandes, debe usted garantizar un contrato con la rúbrica del cliente.

Disponer de una plantilla de contrato estándar que pueda usted modificar para distintos tipos de cliente le facilitará y agilizará el asunto, le ahorrará tiempo, esfuerzo y jaquecas.

Recupérese de los contratiempos aprendiendo de ellos.

La próxima ocasión en la que perciba que realmente echó a perder su labor, evite la autoflagelación y mejor reflexione lo que de ello puede usted aprender.

Evite interpretar y asumir el contratiempo como un ‘no estoy preparado para este desafío’. En vez, sugiérase que ‘todavía no termina usted de desarrollar las capacidades necesarias para sumirlo’. Contextualizar el revés de esta manera mucho más amable le aporta a su autoestima, y le permite reflexionar sencillamente sobre lo que salió bien y lo que no.

Las nociones que de dicha reflexión surjan le permitirá establecer metas desafiantes de aprendizaje, así como experimentar con estrategias alternativas. Puede de esta manera garantizar su permanencia en el ‘modo aprendizaje’, al dejar de preocuparse tanto por demostrar su capacidad para realizar ciertas tareas y en vez, centrarse mejor en su desarrollo.

Al enfrentar un nuevo reto, cuestione si está usted en ‘modo aprendizaje’ para asumir dicho momento. El interrogante le obligará a permanecer receptivo a todo cuanto pueda usted revelar y, a cambio de andar siempre diagnosticando sus insuficiencias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .