Registre su momento actual

El otro día, en cómo realizar usted el futbolista que anhela ser, les sugería que son cinco las habilidades relacionadas con el comportamiento y, que para conseguir un control sobre su estilo de juego o, de vida, puede usted asumirlas como etapas en un trayecto hacía el logro personal. He aquí la segunda etapa:

En la libreta de apuntes o en su dispositivo digital preferido y, con el objeto de valorar con precisión su circunstancia actual, disponiendo al mismo tiempo de una base firme a partir de la cual poder efectuar el cambio, debe usted disponer de una información digna de confianza sobre su comportamiento actual. Yo denomino esta información ‘testimonio básico’.

Casi nunca pensamos en nuestro comportamiento en términos precisos y mensurables. Mostramos tendencia a decir cosas como: ‘Dedico mucho tiempo a las redes sociales’, o ‘dedico algo de tiempo a completar las asignaturas en casa, pero no me preparo como corresponde para comprender del todo la asignatura’. El tomar anotaciones nos permite expresar tales comentarios de una forma detallada, que puede utilizarse para efectuar posteriores cambios del comportamiento.

Diga usted, por ejemplo, podemos descubrir que dedicamos cinco horas diarias a navegar por las redes; que dedicamos, cuando las hay, tan solo tres horas a completar las asignaturas y, de 60 a 90 minutos para comprender la totalidad de la asignatura, por lo general, el día anterior al examen sorpresa o la evaluación mensual.

Cuando se llevan esta clase de apuntes se anotarán detalles de lo que nos rodea, incluyendo el momento, el lugar y el comportamiento de los demás, así como nuestra propia respuesta y sus consecuencias. De este modo será usted capaz de construir rápidamente una imagen general y precisa de cómo, cuándo y en qué circunstancias se comporta de una determinada manera.

Los registros deben llevarse a partir del primer día de cualquier programa. Puede utilizar una libreta de apuntes o su dispositivo digital preferido. No confié nunca en la memoria, registre su observación tan pronto acontezca. Anote el comportamiento tal como y cuando suceda, desarrollando, si es necesario, una redacción sucinta propia para que los detalles sean convenientemente breves.

Deja un comentario