Así vendo yo

A ver, ¿Qué hace un mercadólogo?

Como respuesta, empiezo por mencionar los productos que vendo y las actividades que conjuntamente forman un día de trabajo típico para un Gerente de Mercadeo.

Mencionaré entonces, los tipos de clientes actuales y prospectos que suelo visitar. Aquí, por supuesto, segmentaré entre clientes al detal y clientes corporativos.

Empleando un enfoque de necesidad–satisfacción, abordaré la gestión de mercadeo como un proceso unificado de compra–venta, procurando establecer necesidades, analizando deseos y nivel de satisfacción, evaluando el sistema personal o corporativo utilizado para satisfacer las necesidades, ejercer proactivamente mi gestión, y proveer las soluciones requeridas según las exigencias del cliente.

Una de mis facetas principales es representar a su empresa ante cada cliente actual o prospecto, así como ante cada una de las personas que adoptan decisiones de compra.

Para el efecto, cuento con un completo conocimiento comercial, tanto de los productos y servicios de su empresa como de los competidores. Así mismo, conozco las políticas y procedimientos de su empresa relacionados con el proceso de compra-venta, tal cual conozco las actividades de sus clientes para ver la forma de acoplar sus productos o servicios con los de sus clientes.

Adicionalmente, conozco a la gente, sé cómo entenderla e influir sobre ella. Así mismo, y so pretexto de representar a su empresa, particularizo el trato que concedo a cada una de las personas sobre las que debo influir.

Conservo el control de la situación sin intimidar, ni cohibir al cliente o prospecto. Realizo la venta efectiva empleando los recursos a mi alcance, mis nociones en planeación e investigación de mercados, el marketing, la identidad de marca (segmentación y posicionamiento), y las relaciones públicas.