Prevenga los cuellos de botella

Siguiendo esta sencilla premisa que aplica para la mayoría de los quehaceres:

“Evite hacer las cosas cuando todos los demás estén haciendo lo mismo”.

Todos los sistemas colapsan bajo estrés; resultan más costosos; toma mayor tiempo; y generan pobres resultados.

Entre más difícil parezca el resistir la presión por unirse a la vulgar muchedumbre, mucho más valioso el asunto.

Deja un comentario