Lo imbécil de la comunicación de marca, nada tiene que ver con la irreverencia, lo divertido y lo incluyente

Que la gente prefiera aquellos anuncios “no sensuales” sobre los “sensuales” y que, con frecuencia, buena parte de la audiencia, ni siquiera recuerda la marca cuando el anuncio expone contenido sensual, no es novedad, pues contrario a lo que dicta la sabiduría convencional, el “sexo en la publicidad, realmente no vende”.

Incontables las veces al año, en las que cita el presidente de VivaColombia al comité de marketing, para que allí corroboren los agentes, que su oferta de negocio supera a la de la competencia. Y, para sustentarlo, apelan ni más ni menos, a sendas tablas y gráficas, alimentadas por cifras RMS o IMS o, por alguna otra medición objetiva de desempeño para producto y servicio (diga usted, por ejemplo, en la “Red de las Maravillas”, los “likes” y los “retuits”), así como por sondeos subjetivos con el consumidor.

¿Cómo hace entonces, VivaColombia, para salirse con la suya y diferenciar así la comunicación disruptiva de la imbécil, si su presidente William Shaw, y sus agentes de marketing, tienen por idiosincrasia de marca, la “moza” y el “tinieblo”?

En ese orden de ideas, ha de ser entonces que para Halloween, la “campaña monstruos” de VivaColombia, empleará la caricatura de Luis Alfredo Garavito, favoreciendo así, “La Bestia”, “El Monje”, “El Cura” o “El Loco”, los irreverentes, divertidos e incluyentes personajes de la campaña. Alcanza uno apenas a imaginar semejante despropósito, pero, “no, no me lo creo, porque disruptivo no es sinónimo de imbécil”.

Que si en VivaColombia, lograrán algún día descifrar la diferencia en el acertijo, seguirá siendo todo un misterio, considerando, que la gente ambiciona de sus productos y servicios mucho más que ‘precio’, motivo por el cual, entre otros, la industria, e independiente de si se está en el segmento de bajo costo, coquetea con la ‘perfección’, la que curiosamente, no ha de encontrarse en ninguna tabla o gráfico de resultados, como tampoco en la narrativa de marca “autodestructiva”, indiferente, de lo disruptiva que pueda ser, de los “likes” y de los “retuits” que el “entretenido” mensaje reciba en las redes sociales.

En fin, el social media marketing da para todo, no obstante, con la llegada de Wingo, ciertamente otro será el amanecer para VivaColombia.

Deja un comentario