Una segunda oportunidad

Una segunda oportunidad vale madres si no ha aprendido usted de su primera equivocación.

Deja un comentario