¡Perdonar si, olvidar jamás!

Un mundo cambiante exige nuevas ideas. Pensar lo impensable es una forma de mover la rueda del aprendizaje. Por esa razón, las organizaciones necesitan más personas insensatas que quieran cambiar el mundo, en lugar de adaptarse a él —Charles Handy