Ya es hora de colectivizar su intelecto

Me preguntaba un cliente recién el otro día, qué hacer con tanto seguidor en línea que han logrado cautivar a través de sus redes sociales, y si bien han de saber que éste no cuenta con una comunidad de fanáticos de 60 millones o más, tal cual ciertos personajes cautivadores en línea, respondí, “podría usted preparar a esos 200 o más contactos, seguidores o amigos en LinkedIn, Twitter, Facebook, Instagram y demás, para que le ayudaran a resolver un contratiempo en particular”.

El quid sin embargo, es que las marcas han enfocado su estrategia de medios sociales en el “storytelling” y la “expresión de marca”, desconociendo siquiera la posibilidad de considerar cuan interesante podría ser que las comunidades de seguidores se emplearan para menesteres distinto al de «aburrirlos con tanto “mumbo jumbo” de marca», diga usted por ejemplo, valerse de ellos como poder colectivo o ventaja competitiva si se quiere.

Y para la muestra, los resonados casos de recolección de fondos a través de las redes sociales en auspicio a la caridad. No obstante su efectividad para el efecto, ¿acaso no hay otra forma de aprovechar el susodicho potencial a favor de la marca, distinto a la recolección de fondos?

Se me antoja que sí. Entre otros, la audiencia cautiva en sus redes sociales puede servirle para abastecer los requerimientos de inteligencia de mercado. Diga usted por ejemplo, sus fanáticos en Facebook pueden servirle como ventaja competitiva al emplearlos en sesiones de “tormenta de ideas”; poniéndolos a evaluar las “entradas y anotaciones en línea” de sus principales 100 contribuyentes tal cual convidándolos a sesiones virtuales para que así se constituyan en parte extensiva del proceso de éstos.

Es apenas obvio, admitir que no dispongo de todas las respuestas aun cuando igual estimo, que los negocios deben disponer de una misión como de un propósito, tal cual involucrar a la gente si pretende aproximarse a la susodicha visión. El sentido de pertenencia del consumidor ha de servir a la marca para consolidar su estima en el segmento. Adicionalmente, es fundamental respetar a su audiencia y su intelecto, tal cual reconocer que ésta puede saber una que otra noción que tal vez usted aún no percibe.

Y mientras tanto, insistiré en desdibujar los límites entre quién es el consumidor, el investigador, el creador, tal cual de dónde podrían provenir las buenas ideas. A menudo nos sugieren que una buena noción puede derivar de cualquier parte y por ende estamos dispuestos a corroborarlo consumo|sentido.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .