Sáquele gusto a la cotidianidad

Existe una diferencia fundamental entre el oficio cotidiano y el oficio que se desempeña con resolución. La diferencia radica en que al adquirir usted el compromiso del oficio cotidiano, descubre después de todo que la resolución es lo que lo impulsa a diario.

Entonces y en vez de la consabida polémica diaria respecto de las actividades del día, puede usted decidir de una vez por todas, emprender el oficio y luego sí decidir cómo le va a hacer para llevarlo a cabo todos los días con resolución.

Deja un comentario