Ahora es la ocasión

Podría ser la Semana de Pascua la excusa si es usted católico o si no, y como solía decir Gabriel García Márquez: “dile que sí, aunque te estés muriendo de miedo, aunque después te arrepientas, porque de todos modos te vas a arrepentir toda la vida si le contestas que no”.

El quid, es que aquellos capaces de hacer la diferencia nunca aguardan por la ocasión propicia, pues de antemano saben que no existe tal instancia.

En cambio sí, arman los aguerridos tremenda alharaca independiente de si están cortos de sueño, sin billetes, hambrientos, en pleno trancón bogotano, con el presidente Santos o con Uribe el tuitero. O mejor dicho, ahora y sin objeciones.

Se me antoja que ya está bueno de tanto esperar para que las cosas se apacigüen; para que el jefe encuentre la brújula; para que los hijos estén lo suficientemente grandes; para que los parlamentarios dejen de malversar; para que deje de llover en Bogotá; para que Millonarios le gane a la Equidad o a cualquier otro equipo por lo demás.

Mientras ahora sea la ocasión, “pa’ las que sean y de una vez”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .