Innovar también se puede desde el patrimonio de marca

¿Entonces por qué elegir ignorarlo? Más bien debe estar usted atento a la evolución del mercado, no vaya ser que el proceso de transformación lo aísle aunque sea tan solo en un islote. Tenga presente que una nueva estrategia implica empezar de ceros.

Es así que en mí cotidiano menester de mercadeo, y dadas las circunstancias en las que se puede desarrollar a partir del patrimonio de marca y se opta por ignorarlo, me pregunto si acaso “perder el tren” ha sido consecuencia de una mala interpretación de: a) el tren y b) dicha pérdida.

No tiene sentido pues, ignorar el patrimonio de marca y su tradición so pretexto de innovar, en especial, si ha sido a través de éste con el que la marca alcanzó la suficiente autoridad como para gobernar su segmento de mercado, y aun cuando haya sido solo en el pasado.

Tanta gente hábil como inspirada tiene las empresas que, sería una pena perder cualquier oportunidad única de éxito debido a un error de cálculo en un proceso de innovación, y particularmente si se sabe que la senda de mercado más indicada para el éxito está por los lados de: mejor y diferente; el que la gente necesita; el de mayor consumo|sentido; el que se utiliza en la cotidianidad. O mejor dicho: las vitaminas, los medicamentos, los teléfonos inteligentes, los automóviles, los televisores, los refrigeradores y demás productos o servicios del mundanal consumo.

Estimo que, es el momento propicio como para que las empresas omitan la jerga de marketing tal cual se percibe en la expresión “una marca competitiva” y en su lugar, adopten un desafío monumental como para deslumbrar por igual tanto a consumidores como al personal de la empresa.

También dicta mí apreciación que, es oportuno conducirse de forma diferente, realmente diferente. Ya es tiempo de abandonar el comité, la plétora de hojas de cálculo atiborradas de cuadrantes sobre competencia tal cual las interminables presentaciones del “POA” y como para concentrarse en la calle, en el patrimonio y en los asuntos que originalmente impactaron la marca para que ésta liderara el mercado por tanto tiempo.

La humanidad no requiere otra empresa que pretenda hacer tal cual lo hace la competencia, sin importar lo bien que éstos lo hagan. Lo que sí deberían a cambio las empresas, es valorar su patrimonio de marca tal cual edificar a futuro sobre él.

¡Y vaya que sí!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .