Concebir contenido entretenido nubla la razón

Me da la impresión que es cada vez más evidente la relación directamente proporcional entre lo que el publicista considera “contenido entretenido” y la razón: «entre más “divertido” pretenda ser el contenido, menor es el grado de razón empleado para concebirlo».

En un desatinado comercial, la cerveza Bavaria Radler, profana la memoria de Elvis, Marilyn Monroe, Tupac, John Lennon, Kurt Cobain y otros, so pretexto de vender cerveza.

Otra prueba de lo que son capaces los publicistas como justificación para “entretener” a la audiencia o, desde mí óptica al respecto si se quiere, podría afirmarse que el “contenido” contemporáneo es el “pan y circo” del Imperio romano.

Salvo que ya hace rato los gladiadores desaparecieron de la arena y en cambio sí, las marcas aún luchan por subsistir en el inmisericorde mercado.